Un grupo de paramédicos, en las inmediaciones de una zona residencial atacada por Rusia en Borodyanka, en la región de Kiev. | Reuters - Maksim Levin

Ha pasado ya una semana desde que se iniciara la guerra en Ucrania y el ministro de Defensa del país, Oleksiy Réznivkov, ha hehco un llamamiento a la «resistencia total» contra las tropas rusas. Un enemigo que sigue su asedio a Kiev, donde la noche del miércoles y la madrugada del jueves se han oído diversas explosiones, dos de ellas cerca de la estación de metro de Narodiv, a escasos cinco kilómetros de la icónica plaza Maidán y muy cerca de los edificios gubernamentales ucranianos. Además, la cadena CNN ha confirmado que la séptima jornada de ataques terminaron con al menos tres escuelas de Járkov alcanzadas por ataques aéreos.

La octava jornada del conflicto, en la que está previsto que las delegaciones rusa y ucraniana mantengan la segunda ronda de negociaciones en Bielorrusia para intentar alcanzar un alto el fuego, ha comenzado con potentes explosiones en Kiev. Según informó la agencia UNIAN, las explosiones tuvieron lugar en los barrios de Goloséevo, en el sur de la ciudad, Pecherska, en el centro, y en las inmediaciones de la estación del metro Druzhba Narodov, también en el centro.

«Resistencia total»

Noticias relacionadas

«Ha llegado la hora de aumentar la presión sobre el enemigo, que ha perdido la iniciativa. Es hora de pasar a la resistencia total», señaló Réznikov en un comunicado publicado en Facebook. Agregó que el Ejército ucraniano «rechaza con éxito» los ataques frontales de la fuerzas rusas y aniquila sus columnas. «Rusia no ha resistido y ha comenzado a reconocer sus bajas», constató Réznikov. Este miércoles, por primera vez en siete días de ofensiva militar, Rusia admitió la muerte de 498 soldados rusos en la guerra, además de 1.597 militares heridos. Pero el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, cifró durante la noche en cerca de 9.000 las bajas mortales del Ejército ruso desde el comienzo de la invasión. El ministro de Defensa se dirigió especialmente a los ciudadanos que se encuentran en los territorios temporalmente ocupados por las tropas rusas. «Con vuestra ayuda nuestro Ejército vencerá y expulsará más rápido a los ocupantes. Hay que privar a la tropas rusas del apoyo de la retaguardia», recalcó. Reznikov hizo un llamamiento a atacar las columnas de aprovisionamiento que siguen a las de blindados. «Si el enemigo se queda sin combustible, pertrechos, comida, apoyo técnico, no podrá hacer nada», agregó.

Ataques a escuelas

Los ataques aéreos rusos han golpeado varias infraestructuras, entre ellas tres escuelas y la Catedral de la segunda ciudad más grande de Ucrania, Járkov, en la séptima jornada desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó una operación militar especial en el país. Según ha confirmado la cadena CNN, al menos tres escuelas de Járkov han sido alcanzadas por ataques aéreos rusos el martes, según los vídeos y las fotos publicadas en las redes sociales, verificados por el medio estadounidense. Una de las escuelas se encuentra en el barrio norteño de Saltivka y las otras dos están a poco más de un kilómetro de distancia, en el distrito industrial del sureste de la ciudad, según ha informado el mismo medio.

En este sentido, el diario Kiev Independent ha indicado que en la ciudad de Járkov los ataques militares han afectado al menos a tres escuelas y a la Catedral de la Asunción. Además, varias obras de arte enmarcadas y vidrieras se habrían roto por las explosiones de un ataque contra un edificio cercano al Ayuntamiento. El gobernador de la región de Járkov, Oleh Sinegubov, aseguró el domingo que las fuerzas ucranianas controlaban «totalmente» la ciudad después de que trascendieran informaciones sobre intensos combates en la zona.