Imagen de un penal en Ecuador. | Europa Press

Al menos 15 personas han muerto y 20 personas han resultado heridas en una nueva reyerta en una cárcel de Ecuador, después de que la Policía Nacional de Ecuador haya tenido que actuar para apaciguar unos enfrentamientos. Alrededor de las 13.30 horas (hora local) de este lunes se ha registrado un tiroteo en el interior del centro penitenciario de Cotopaxi, en el norte del país, según ha informado 'El Comercio'.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de la Libertad (SNAI) ha confirmado que grupos especializados de la Policía Nacional ingresaron en la cárcel durante la tarde y en la noche han retomado el control, confirmando, no obstante, la muerte de 15 personas hasta el momento. Entre las personas muertas se encuentra Leandro Norero, alias 'El Patrón', que fue procesado penalmente en Perú por tráfico de drogas desde 2014 hasta 2020, cuando sus abogados mostraron pruebas falsas de su supuesta muerte por COVID-19, permitiéndole salir de prisión, ha recogido 'El Universal'.

«Debemos informar que, lamentablemente, existen personas privadas de la libertad que han fallecido y personas heridas. De lo que podemos conocer, preliminarmente, el ciudadano Leandro Norero estaría entre las víctimas», ha detallado en declaraciones a medios el subdirector del SNAI, Jorge Flores.

Cerca de las 20:00 horas (hora local), Flores ha confirmado que el tiroteo ha tenido lugar por una disputa entre distintos grupos delictivos, según ha podido saber el citado medio. En febrero y octubre de 2021 tuvieron lugar dos masacres carcelarias en la prisión de Cotopaxi, La primera se registró el 23 de febrero del 2021 y hubieron 79 muertos, mientras que otras 22 personas murieron en distintas prisiones de la región el 21 de julio del 2021.

En abril de 2022, una veintena de reclusos fueron asesinados en la cárcel de Turi en una pelea vinculada por la Policía a una disputa entre bandas, como en la de este lunes. El Gobierno de Guillermo Lasso ha prometido reformar el sistema penitenciario, marcado de forma recurrente por incidentes que llegan incluso a cobrarse decenas de vidas. Sólo el año pasado habrían muerto unos 300 reclusos, por lo que el Ejecutivo ha planteado una serie de iniciativas, entre ellas un censo penitenciario.