Un edificio residencial de la ciudad de Járkov, totalmente destrozado tras un ataque ruso. | Reuters

Las autoridades de Ucrania han denunciado este miércoles la muerte de dos personas en un ataque ejecutado por el Ejército de Rusia contra la ciudad de Kupiansk, situada en la región de Járkov (este) y han detallado que los proyectiles han alcanzado un edificio residencial, una escuela y un centro médico. «Los ocupantes han atacado la ciudad. Un edificio residencial y una clínica han sido alcanzados, mientras que una escuela ha sido destruida. Dos peatones han muerto», ha dicho Kirilo Timoshenko, el 'número dos' de la oficina de la Presidencia ucraniana, a través de un mensaje en su cuenta en Telegram.

El jefe de la Administración Militar Regional de Járkov, Oleg Sinegubov, ha apuntado que el ataque ha tenido lugar en torno a las 7.40 horas (hora local) y ha señalado que el edificio residencial alcanzado tiene nueve plantas. Asimismo, ha apuntado que dos personas han resultado heridas, una de las cuales ha sido hospitalizada. «Durante el día, los ocupantes han atacado con artillería áreas en la línea de frente en Járkov», ha explicado.

«Nuestras Fuerzas Armadas están manteniendo sus posiciones a pesar del constante ataque de los rusos con morteros y artillería», ha dicho Sinegubov, antes de señalar que las fuerzas ucranianas han «neutralizado» un «grupo de sabotaje y reconocimiento» ruso que intentó infiltrarse Staritsa".