La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño (i) conversa con el ministro de Presidencia Félix Bolaños (d) a su llegada a la sesión de control que se celebra, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. | Efe - JUAN CARLOS HIDALGO

3

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha rechazado este jueves la aprobación de una ley de pandemias porque, a su juicio, esta no facilitaría la aplicación de restricciones al no tener rango constitucional. Además ha señalado que las comunidades autónomas tienen herramientas legales «suficientes» para decretar sus propias medidas. En declaraciones a Antena 3, recogidas por Europa Press, ha indicado que si el Tribunal Constitucional decretó inconstitucional el estado de alarma para aplicar restricciones, una ley de pandemias no mejoraría «en absoluto» el marco legal. «Ímagínese con una ley de pandemias sin rango constitucional», ha enfatizado. Así, ha afirmado que existen herramientas «más que suficientes» y ha destacado que el Gobierno llevó a cabo reformas legales que han permitido que "en unos días» sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia que son contrarias a medidas adoptadas por las comunidades autónomas, se puedan aprobar gracias a la validación del Tribunal Supremo.

Seguir la misma línea

Al ser cuestionado sobre los días que se pierden entre que se pronuncia el TS, Bolaños ha insistido en que lo importante es que se llevó a cabo esa reforma para reducir los plazos y que en esos días, las comunidades están poniendo en práctica esas herramientas legales. «Lo estamos haciendo bien como país, el Gobierno de España, el de las comunidades, el sistema nacional de salud, somos ejemplo mundial de vacunación y las cifras son buenas en relación a los socios europeos y a los países de nuestro entorno», ha defendido el ministro, que ha asegurado que van a seguir en esa línea. Finalmente ha pedido estar orgullosos como país respecto a la lucha contra la pandemia porque así lo reconocen fuera y las medidas que se están aplicando están sirviendo para salvar vidas. «A veces es más fácil que lo reconozcan fuera que dentro», se ha quejado.