El presidente Sánchez, en el acto de la Constitución. | Europa Press

3

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido este lunes que no hay que «bajar los brazos» sino que es necesario mantener la «prudencia» y la «prevención» ante el coronavirus estas Navidades, pero lo ha hecho destacando que la situación es muy distinta a la del año pasado por el alto grado de vacunación entre la población española. Así lo ha comentado Sánchez en una conversación informal con periodistas tras asistir al acto institucional que ha celebrado el Congreso con motivo del 43 aniversario de la aprobación de la Constitución de 1978.

El jefe del Ejecutivo ha indicado que en el Gobierno siguen pendientes de los que digan los expertos sobre la evolución del virus y la nueva variante 'Ómicron' pero, aunque ha llamado a mantener la «prudencia» ha resaltado las diferencias con las primeras Navidades pandémicas.

Tras destacar el alto grado de vacunación en España, Sánchez ha recordado que la intención es empezar a inocular ya dosis a los menores de 12 años a mediados de diciembre, se ha congratulado de que quienes se niegan a vacunarse son minoría en España y ha destacado que, aunque no es obligatorio, mucha gente sigue llevando mascarilla en espacios abiertos. «No hay que bajar la guardia, pero hay que tener confianza en como lo hemos ido gestionando», ha resumido.