El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno celebrada este martes en el Senado. | FERNANDO ALVARADO

3

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que el Ejecutivo va a cumplir con el compromiso de que el recibo de la luz sea en 2021 en promedio similar al que pagaban los españoles en 2018, descontada la inflación. En 2018, la factura media en España, según los datos de Eurostat, fue de 608 euros y, si se suma la inflación, esa factura ascendería a 639 euros, ha señalado Sánchez en la sesión de control en el Senado.

Como media, si el Gobierno no hubiera hecho nada, ascendería a 700 euros, pero, con las medidas tomadas, entre ellas la rebaja del 21 % al 10 % del IVA, se produce una reducción de 84 euros. Por ello, la factura media final es de 613 euros, cifra que es menor que los 639 euros de 2018 más inflación y que los 700 euros en el caso de que el Gobierno no hubiera hecho nada, por lo que «estamos cumpliendo con el compromiso», ha subrayado. En su respuesta a la pregunta del grupo popular sobre el número de familias españolas que han estado pagando el IVA de la luz al 21 % durante todo 2021, Sánchez ha dicho que, si hubiera sido por el PP, todas las familias estarían pagando el 21 % del IVA porque no apoyaron su rebaja. Sánchez ha recordado que, hoy mismo, el consejo de ministros ha prorrogada la bajada de los impuestos que el Gobierno venía aplicando al recibo de la luz para los primeros meses de 2022, entre ellas la del IVA hasta el 30 de abril. Según el presidente, el Ejecutivo va a seguir protegiendo a los consumidores el próximo año como lo ha hecho durante todo ese tiempo en 2021.

Desde la entrada en vigor del real decreto ley de rebaja del IVA del 21 % al 10 % han sido 27,7 millones de hogares españoles, autónomos y pymes los que han visto reducidas sus facturas de la luz, ha remarcado. Esta rebaja beneficia a la práctica totalidad de los hogares españoles y el 72,5 % de los contratos de suministro de electricidad de pymes, ha agregado. El presidente ha destacado que el esfuerzo fiscal que está haciendo el Gobierno es «absolutamente extraordinario» y con las prórrogas que ha planteado para el próximo cuatrimestre, supera los 2.000 millones de euros, «algo que ustedes por supuesto no hicieron cunado gobernaban», ha reprochado al PP. Se trata de una rebaja «nunca vista antes», de más de un 60 % de la fiscalidad sobre la electricidad doméstica y es lo que está haciendo no solo el Gobierno de España sino todos los europeos de todo signo político.

El Gobierno ha reducido el 96 % de los costes que dependen de él, ha agregado Sánchez para destacar el incremento del 25 % al 60 % y del 40 % al 70 % de la rebaja a los consumidores vulnerables y los vulnerables extremos, suspensión temporal del impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica, reducción del impuesto especial sobre la electricidad o medidas coyunturales dirigidas a mitigar el impacto de la escalada del precio del gas natural. Según el presidente, «estamos hablando, por tanto, de un esfuerzo extraordinario desde el punto de vista coyuntural y también estructural para poder ser más competitivos y para que nuestras familias, autónomos, empresas e industria paguen en el corto y en el medio plazo una factura de la luz inferior a la que heredamos cunado ustedes gobernaban este país».