PALMA. TABACO. FUMAR EN LA PLAYA. UNA PERSONA FUMANDO EN LA PLAYA. | PATRICIA LOZANO

13

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha instado a las autoridades a aprobar la legislación que prohíba fumar en espacios públicos abiertos, como terrazas y playas, para así evitar el riesgo de enfermedades y proteger el medio ambiente. SEPAR ha recordado que la exposición al humo del tabaco, incluso de segunda y tercera mano, se asocia a un mayor riesgo de enfermedades cardiorrespiratorias crónicas, cáncer de pulmón, mayor riesgo de agudizaciones y peor pronóstico. Asimismo, ha alertado sobre la contaminación por colillas, que contienen 7.000 elementos tóxicos, en espacios «sensibles» como la playas, donde llegan finalmente al medio acuático desprendiendo microfibras que después son ingeridas por los animales y también por humanos a través de los alimentos.

«No podemos olvidar que de acuerdo con estudios internacionales, en el mundo se arrojan al medio ambiente 143.000 colillas por segundo. De hecho, las colillas son el 40 % de los residuos del Mar Mediterráneo y requieren de aproximadamente 12 años para degradarse», ha advertido al respecto la neumóloga y coordinadora de medio ambiente de SEPAR, Cristina Martínez. «Especialmente en el Día Mundial del Medio Ambiente --que se celebra este domingo, 5 de junio--, la prohibición de fumar en lugares públicos es una medida más que positiva, que puede ofrecer beneficios a corto plazo», ha agregado.

Además de pedir la prohibición de fumar en espacio públicos abiertos, SEPAR reclama también un incremento al precio del tabaco, instaurar el empaquetado genérico, regular que tanto cigarrillos tradicionales como electrónicos sigan las mismas normas de venta, consumo y publicidad, e instaurar en todo el sistema nacional de salud unidades antitabaco que den asistencia sanitaria para que los fumadores abandonen este hábito, financiando estas terapias. EUROPA PRESS