El proyecto de ley se encuentra ya en tramitación en el Congreso.

El borrador del informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre el proyecto de ley contra el maltrato animal advierte de que la pena establecida para quien maltrate a una mascota con el objetivo de causar daño a su pareja o expareja es superior a la fijada para las lesiones leves a la propia pareja. Esta advertencia sobre la falta de proporcionalidad de las penas se recoge en la propuesta de informe que ha redactado la vocal Roser Bach, encuadrada en el sector progresista, y que debatirá el pleno del órgano de gobierno de los jueces este jueves.

El proyecto de ley que modifica el Código Penal en materia de maltrato animal, diñado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que dirige Ione Belarra, se encuentra ya en tramitación en el Congreso.

Esa norma castiga con pena de prisión de 3 a 18 meses -o multa de 6 a 12 meses- a quien cause a un animal vertebrado una lesión que requiera tratamiento veterinario; y establece que la pena se impondrá en su mitad superior (de 11 a 18 meses) cuando concurran determinadas circunstancias agravantes, como cometer el hecho para coaccionar, intimidar o dañar a la pareja o expareja.

«Puede verse afectado el principio de proporcionalidad», se señala en el informe del CGPJ, que alerta de que esa pena de prisión «es superior a la que está actualmente fijada para el delito leve de coacciones, el de amenazas leves, el de lesiones que no precisan tratamiento médico o quirúrgico o el de maltrato de obra en el ámbito de violencia sobre la mujer». El Código Penal castiga esas conductas con pena de prisión de 6 meses a un año.