Calviño: «Es el momento de arrimar el hombro» | Efe

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha expresado este martes su confianza en que todas las entidades financieras apliquen y se sumen a las medidas para aliviar la carga hipotecaria a las familias más vulnerables y de clase media. «Yo confío en que se sumen todas las entidades, porque es el momento de arrimar el hombro y de ayudar. Creo que la que no se sume tendrá un alto coste reputacional», ha afirmado la vicepresidenta.

Calviño ha explicado que no se ha confirmado el acuerdo con todo el sector bancario porque algunas patronales bancarias no pudieron consultar anoche con todos sus miembros el texto del acuerdo, que amplía y refuerza la protección a las familias más vulnerables afectadas por la subida de los tipos de interés y que también da un marco de protección a las familias hipotecadas de clase media. La vicepresidenta ha indicado que se ha buscado que el Real Decreto que se aprobará este martes tenga un impacto reducido desde el punto de vista de la calificación de créditos y no cause un «impacto significativo» en las entidades financieras.

Calviño ha apuntado además que habrá unos mecanismos para verificar que las entidades que se sumen a estas buenas prácticas cumplen con las mismas. En este sentido, ha señalado que la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero, cuya creación se aprobará también hoy vía proyecto de ley, tendrá competencias para resolver conflictos de buenas prácticas y capacidad sancionadora cuando se incumplan sus resoluciones.

Pero, además de esta Autoridad, Calviño ha destacado que el propio Código de Buenas Prácticas prevé una comisión de control específico para vigilar que se cumplen estas medidas. Al mismo tiempo, el Ministerio ha encargado al Banco de España la elaboración de una guía para que los clientes afectados por las subidas de las hipotecas conozcan el «abanico» de opciones que ofrece el nuevo marco de protección.