La ministra de Defensa, en una visita reciente a instalaciones de la UME. | Efe

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha afirmado este miércoles que España está dispuesta al envío de tanques Leopard a Ucrania y al adiestramiento en su uso, siempre en coordinación con los aliados, y ha precisado que esas posibles unidades necesitarían una puesta a punto. Robles, en declaraciones a EFE, ha subrayado que el Gobierno estaba a la espera de que Alemania, pública y oficialmente, expresara su voluntad de enviar estos tanques a Ucrania o permitiera que otros países lo hagan. El canciller alemán, Olaf Scholz, ha anunciado este miércoles la decisión de poner a disposición de Ucrania tanques del tipo Leopard 2.

Tras esta confirmación, España ha dicho que está dispuesta a la coordinación con los aliados en todo lo que sea necesario y que haga referencia al envío de esos tanques, por lo que no es posible determinar ahora el número de unidades que en su caso podrían enviarse. Robles, que ha presidido este mediodía la reunión del Comité de Dirección de Defensa con la asistencia de los jefes de Estado Mayor, ha subrayado que desde la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero España ha estado siempre enviando material de todo tipo, incluido el de carácter militar, y en plena colaboración con otros países. Una coordinación -ha subrayado- que siempre debe tenerse en cuenta a la hora de envíos de este tipo y que es la que se mantendrá en el caso de los Leopard.

«España está dispuesta desde esa coordinación a tratar con nuestros aliados todo lo que sea necesario y que haga referencia al envío de Leopard y al entrenamiento y ayudar también a su sostenimiento y mantenimiento», ha recalcado la ministra. El Gobierno se va a poner en contacto con el grupo de coordinación creado por los aliados para determinar cuáles son las necesidades y, dentro de ellas, cuáles son las capacidades de España para poder realizar envíos, para el adiestramiento y para el mantenimiento. La inmensa mayoría de Leopard que tiene España y que podrían ser entregados a Ucrania ha dicho que necesitan una puesta a punto en el denominado cuarto escalón.

Ha explicado además que España dispone de otros tanques de este modelo que se encuentran en «un estado lamentable» y que, por tanto, no podrían ser enviados a Ucrania. La unidad con los aliados ha sido la respuesta que han venido dando estos días varios miembros del Gobierno, entre ellos su presidente, Pedro Sánchez, ante la posibilidad de que España estuviera dispuesta a ceder tanques Leopard a Ucrania. En su comparecencia de este martes ante el pleno del Congreso, el jefe del Ejecutivo insistió en esa idea y en la necesidad de coordinarse con el resto de aliados. Además, instó a esperar para ver en qué se sustanciaba la decisión de Alemania y la disposición de Estados Unidos.

Al respecto, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha señalado en Palma que su partido respalda la «coordinación y unidad de mensaje con el resto de países de la Unión Europea». Bendodo ha eludido apoyar expresamente que España ceda carros de combate Leopard al ejército ucraniano hasta «conocer la letra pequeña» de los planes del Gobierno y ha insistido en la importancia de que la actuación española se ajuste al criterio común de los aliados europeos.

«La unidad es muy importante», ha enfatizado el dirigente popular con ocasión de su visita a Mallorca para coordinar con el PP de Baleares la campaña electoral municipal y autonómica del partido, de la que es director. Bendodo ha puesto el acento en que la coordinación de los gobiernos de la UE en el apoyo a las fuerzas ucranianas frente a la invasión rusa «dará una imagen de fortaleza» de cara al desarrollo del conflicto bélico.

El coordinador general del PP no ha querido comprometer su apoyo al envío de tanques españoles ni pronunciarse sobre la necesidad de que el Congreso debata esa iniciativa hasta conocer los pormenores del plan del ejecutivo de Pedro Sánchez: «Queremos ser prudentes». Este miércoles el gobierno alemán ha confirmado que enviará hasta 14 tanques 'Leopard 2' a Ucrania para combatir la ofensiva rusa. Muchos socios de la OTAN han felicitado a Berlín por esta decisión, y algunos ya han compartido detalles sobre los planes de envío de estos tanques para el ejército ucraniano.