0

En junio de 1998, semanas después de que el mundo se emocionara con Titanic y en medio de la euforia del Mundial de Fútbol de Francia, se estrena El show de Truman. La película, dirigida por Peter Weir y protagonizada por Jim Carrey, Ed Harris y Natascha McElhone, combinó la ciencia ficción con la comedia dramática e incluso con la utopía: ¿y si un día te enterases de que toda tu vida es parte de un reality show emitido en directo con seguidores de todo el mundo?

Si bien en esa época el fenómeno de la telerrealidad aún no era frecuente –como sí sucedió a comienzo de la década siguiente–, el filme fue predecesor de lo que llegaría. Hasta el punto de que existe un trastorno psicológico denominado síndrome de Truman, asociado a exparticipantes de este tipo de programas una vez que salen de pantalla y su fama desaparece.

El desarrollo de las redes sociales, con especial énfasis en aquellas que permiten la emisión en directo, facilitó a cada usuario la generación de distintos tipos de experiencias asociadas a la videorrealidad, una vida en permanente directo que se ha convertido en un negocio tan lucrativo como arriesgado sobre el cual emerge un nombre ampliamente destacado: Ibai Llanos.

El joven vasco Ibai Llanos Garatea, de 26 años, está acostumbrado a ser tendencia en redes sociales. Sin embargo, su nombre ha resonado con especial fuerza en las últimas horas por emitir en directo a través de su canal en Twitch la presentación de Lionel Messi en el PSG y, además, por conseguir una distendida conversación con el astro argentino para envidia de la prensa mundial que hizo grandes esfuerzos para no perderse este suceso informativo de relevancia internacional. Su emisión superó los 300 000 espectadores.

En plena transición de los eSports desde matar marcianitos a convertirse en una industria multimillonaria, Ibai Llanos compaginaba sus estudios de Periodismo con los comentarios de videojuegos. Así, poco a poco, la cosa se volvió más profesional, hasta el punto de dejar la universidad para centrarse en su carrera de caster, nombre con el que se conoce a los comentaristas de competiciones de este tipo.

Retransmisiones de League of Legends en 2014, caster a tiempo completo desde 2016 y premios como el mejor presentador de su tipo entre 2015 y 2018 le permitieron continuar una ascendente carrera que incluye la narración en videojuegos como FIFA 20. Sin embargo, durante la pandemia de la Covid-19 se disparó la popularidad del joven vasco.

En febrero de 2020, Ibai Llanos fichó por el equipo G2 Esports, lo que significó mudarse a Barcelona a convivir con compañeros de profesión con carreras en paralelo con el fin de emitir continuamente en directo a través de Twitch prácticamente a diario. El mundo de Truman, pero a través de las redes sociales.

En ese periodo sus emisiones se centraban en jugar a videojuegos, comentar la actualidad, responder consultas de la audiencia y algunas entrevistas a personajes destacados. Así hasta que en enero de este año dejó G2 Esports para trabajar su marca propia, aquella que le permite gozar de cifras dignas de megainfluencer: más de siete millones de seguidores en Twitch, más de seis en YouTube, más de cinco en Twitter y más de cuatro en Instagram.

Como hemos explicado en trabajos anteriores, el Social Media Live Streaming (SMLS) va mucho más allá de ser un software que permite la emisión de vídeos en directo, debido a sus múltiples características: emisión y distribución de contenidos a través de las redes sociales, respuesta instantánea de la audiencia para el creador y relaciones simétricas con los espectadores que pueden ser protagonistas del contenido mediante la copresentación y/o las aportaciones económicas.

Twitch es una red social dedicada exclusivamente al SMLS, creada en 2011 como una subsidiaria de Justin.tv, software que permitía directos a través de la web. En 2014, Justin.tv desapareció para entregar sus servidores a Twitch, que es propiedad de Amazon desde la época.

Pese a que su desarrollo se enfocó exclusivamente en ofrecer emisiones en directo para una audiencia exclusivamente de jugadores de videojuegos, a partir de 2018 comenzó a cambiar su foco y a recibir otro tipo a medios digitales como editores de contenido, como sucedió con BuzzFeed.

Sin embargo, su especial crecimiento se ha dado durante la pandemia. Twitch superó los 1 200 millones de horas consumidas durante marzo de 2020 y acumuló más de 121 millones de horas en emisiones en directo realizadas durante el primer trimestre del mismo año.

Desde mi condición de director de un medio digital especializado en videojuegos y de profesor universitario sobre temáticas asociadas a las redes sociales y el ciberperiodismo, el nombre de Ibai Llanos no me es ajeno. Continuamente los jóvenes fanáticos de los videojuegos y los deportes mencionan su nombre en alguna clase, pidiendo incluso contenidos en el medio sobre él. Más de alguno, incluso, reconoce que se está formando en Comunicación Social con el fin de seguir su camino.

Para comprender las causas de su éxito es necesario analizar los alcances del Social Media Live Television (SMLTV), que es un derivado del SMLS y se refiere a la emisión de contenidos habitualmente asociados a la TV en directo a través de las redes sociales. El SMLTV puede presentarse mediante dos formas: contenidos en formato 24/7 (experiencias que Ibai vivió con G2 Esports) y eventos de alto impacto.

Este último punto se refiere específicamente a la emisión, a través de las redes sociales, de sucesos de interés social que habitualmente son seguidos desde la televisión convencional. Ibai también tiene experiencia en ello y no solo por su directo desde la presentación de Messi, sino que también por haber adquirido –junto a Gerard Piqué– los derechos de emisión de Copa América a través de Twitch para usuarios de España.

Ahora bien, ¿por qué un usuario ante la emisión en directo de un mismo acontecimiento podría preferir el SMLTV sobre la emisión televisiva convencional? Dentro del proyecto de investigación Videorrealidad periodística: conceptualización y estudio de caso que realizamos en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de Universidad UNIACC descubrimos los siguientes atributos:

1. Interacción con la audiencia.

2. Cercanía de los presentadores.

3. Emisión multiplataforma.

4. Acceso gratuito (en algunos casos requiere tener cuenta de usuario en la red social).

Los debates de las últimas horas se han enfocado, más allá de las críticas de algunos profesionales de los medios de comunicación convencionales, en si lo que hace Ibai puede considerarse periodismo. Él mismo ha explicado en un tuit que no, y que respeta mucho la profesión debido a sus estudios incompletos.

Sin embargo, lo que sí hace el joven vasco es ofrecer videorrealidad. Tal como explicamos en Periscope y la videorrealidad periodística, “la mejor manera de presentar la videorrealidad es mediante la emisión en directo, in situ, sin cortes ni ediciones, de tal forma que es una invitación al espectador a que no solo reciba el mensaje, sino a que además interactúe”.

Ahora esta videorrealidad tiene muchas convergencias con el periodismo, más allá de si su naturaleza proviene del SMLS o del SMLTV.

El presentador de Univisión Jorge Ramos decidió emitir en directo desde su perfil de Facebook la cobertura de las Elecciones Presidenciales de Estados Unidos en 2016 y en aquella ocasión explicó que "más y más personas están descartando sus viejos televisores y viendo las noticias y el entretenimiento en pantallas más pequeñas. Además, los medios sociales son el nuevo medio de comunicación".

En resumen, el camino de Ibai Llanos debe ser visto como el de un experto en comunicación digital que tiene un número de horas de experiencia en emisiones en directo superior a muchos veteranos presentadores televisivos. Ante lo cual, si él quisiera, podría responder ante sus críticos citando a Truman Burbank en el mismo momento en que decide salir del plató:

"¡Buenos días… y, por si no volvemos a vernos, buenas tardes y buenas noches!"

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.