0

Transcurría el mediodía de este domingo de manera habitual en el plató de Socialité mientras repasaban el polígrafo de Teresa Rivera, hermana de Paquirri, en Sábado Deluxe la noche anterior y explicaban el por qué del cabreo de Isabel Pantoja con su cuñada.

Frente a una gran pantalla en la que aparecían imágenes de la tonadillera y el torero, María Patiño y Javier de Hoyos han contando que primero fue porque acudió vestida de blanco a su boda, lo que pudo interpretarse "como un desafío", opina el periodista, y después porque Teresa realizó una sesión de espiritismo para hablar con él que fue publicada por la revista Semana en febrero de 1992.

Ha sido entonces cuando el equipo del programa le ha entregado una especie de guion a Patiño para que escenificara junto a su compañero el momento en el que Rivera contacta con el diestro. No podía contener una pequeña risa la presentadora mientras se preparaba, lo que ya anticipaba lo que vendría después, aunque rápidamente volvía a su semblante serio disculpándose con la audiencia.

Una vez que han reproducido la conversación, con breves interrupciones de la periodista intentando no reírse, la colaboradora de Sálvame volvía a su asiento para conectar en directo con la reportera del programa Laura Roigé que, frente a la vivienda de Kiko Rivera, daba paso a un vídeo resumen de las declaraciones de la tía del cantante.

Aparecía de nuevo apenas unos minutos después una María Patiño con un ataque de risa que le impedía pronunciar palabra alguna ante la incredulidad de su compañera. "Estoy pasándolo ahora mismo fatal", le decía la presentadora mientras estallaba en una carcajada secándose las lágrimas y le pedía a Roigé que continuara por ella.

Tras una breve tregua concedida por Roigé explicando el enfado del hijo de Isabel Pantoja con ellos, la presentadora ha conseguido reponerse para continuar con el programa y despedirse de la reportera, con la que se ha disculpado tras agradecerle que siguiera con la noticia sin ella.

Las redes se han volcado rápidamente con Patiño, ante lo que se ha mostrado plenamente agradecida con sus seguidores, y ha explicado a través de su Twitter que "no quería reírme pero "no pude disimular". "Cuando conjugamos como siempre información, actualidad y espontaneidad... ¡nace la magia!", ha señalado.