0

En los últimos años y gracias a los personajes con los que ha tratado en Salvados, Jordi Évole ha conseguido convertirse en uno de los entrevistadores más incisivos del periodismo español.

Su vinculación con el mundo de la televisión le viene de familia, ya que es el sobrino tercero de Jordi Hurtado. Sin embargo, él quiso que su carrera se enfocara en otro tipo de comunicación, apuntando maneras ya desde bien pequeño.

En contra de lo que pueda pensar la mayoría de sus seguidores, no es periodista, sino que estudió comunicación audiovisual en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Sus comienzos fueron narrando partidos de fútbol en Radio Barcelona en el programa Carrusel Cataluña y pronto dio se estrenó en la televisión en Viladecans Televisió.

Estos primeros contactos con los medios de comunicación locales y autonómicos le permitieron poco después dio el salto a los medios nacionales privados.

Además, también le sirvieron para su desarrollo como comunicador de noticias de actualidad sus etapas trabajando tanto en los informativos de Telecinco como de la Cadena Ser.

En los años 2000, su vida profesional dio un pequeño giro, pasando de ser reportero a guionista, faceta que irá a más con el paso del tiempo y se convertirá en productor.

Desde La cosa nostra o Una Altra Cosa en TV3, siempre ha compatibilizado sus trabajos realizando guiones o produciendo programas como la de presentador, colaborador o actor de ellos mismos.

El programa Buenafuente cambió la carrera de todos sus trabajadores, otorgándoles una gran relevancia a nivel profesional. Fue en este formato cuando Jordi Évole interpretó su papel más destacado: El Follonero.

Aterrizaba así en La Sexta, camuflado entre el público para realizar diversas críticas a los demás colaboradores y personajes que acudían al programa, supuestamente de manera espontánea.

Este personaje le proporcionó muchas alegrías, llegando a entrevistar a José Bono cuando era ministro de Defensa de España, pero también alguna que otra controversia al cantar el cumpleaños a Felipe VI en un acto o bromeando para intentar entrevista a Hugo Chávez que le ocasionaron problemas con la policía y el gobierno venezolanos.

Esta experiencia le permitió comenzar a ser un reputado comunicador en La Sexta y le ofrecieron la posibilidad de dirigir Salvados, un formato de reportajes y entrevistas de interés, como al Papa Francisco.

En 2017, incluso, intentó enterrar su hacha de guerra con Venezuela tras sus bromas 10 años atrás, entrevistando a Nicolás Maduro cuando ya era presidente y estaba en plena actualidad.

También gracias a este programa empezó a escribir y publicó su primer libro: Más vale pedir perdón que pedir permiso: Historias íntimas de Salvados. Diez años después, la pandemia le motivó para volver a sacar un libro y así llegó Confinados: Historias de una pandemia que paralizó el mundo.

Uno de sus trabajos más controvertidos sin duda alguna fue Operación Palace, un falso documental que recogía una de las teorías principales del 23-F que dejó sin respiración a más de cinco millones de personas durante su emisión.

A partir de 2015, surge su faceta como empresario con la creación Producciones del Barrio, una productora que comparte con Ramón Lara y que ha permitido el desarrollo del documental Astral, o los programas Malas Compañías, Bienvenidas al norte, bienvenidas al sur, Hasta los 100 y más allá o Familias Reales.

En 2019, decidió abandonar su etapa en Salvados para comenzar una nueva en Lo de Évole, producida por él mismo, en 2020. Con este formato también ha conseguido cosechar importantes datos de audiencia, con entrevistas a Oriol Junqueras, Rosalía, Miguel Bosé o Ibai Llanos.

En la actualidad, continúa escribiendo artículos de opinión sobre la actualidad política en La Vanguardia, y en el Mundo Deportivo, sobre las principales noticias en este ámbito.

Su último documental ha sido Eso que tú me das, que se convirtió en su entrevista más dura, realizada a Pau Donés cuando estaba en sus últimos días de vida que fue publicada de forma póstuma, provocando una gran emoción en el público.