La Familia Real ha visitado este verano la Cartoixa de Valldemossa. | Julián Aguirre

1

Cambio de estrategia. La Casa Real quiere recuperar el protagonismo del Palacio de Marivent y el esplendor de los veranos en Palma. Por este motivo, este año don Felipe y doña Letizia tendrán a la capital de balear como su base de operaciones, desde donde realizarán algunas escapadas, pero se dejarán ver para que los ciudadanos tengan la sensación de que la Familia Real está veraneando en Mallorca. De este modo, está más que justificado que ellos puedan disfrutar de su residencia de verano.

Está previsto que el Rey regrese este lunes a Mallorca, después de haber asistido en Bogotá a la toma de posesión del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro. Se trata de un viaje relámpago, ya que el Monarca se marchó este pasado domingo de madrugada, después de haber entregado los trofeos de la Copa del Rey de vela. Pese a que son muchas horas de vuelo, la Familia Real tiene previsto realizar una salida este próximo martes, 9 de agosto. Hasta el momento, se desconoce el lugar elegido para fotografiarlos, puesto que Casa Real no suele informar con tanta antelación de los actos no oficiales de los Reyes.

Noticias relacionadas

La idea es poner de manifiesto que don Felipe y doña Letizia han elegido la Isla para pasar sus vacaciones privadas, una vez finalizados los actos oficiales, entre los que han destacado el despacho con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; así como las recepciones a las principales autoridades de la Isla y a la sociedad civil; esta última se ha celebrado por primera vez en Marivent. El hecho de que los Monarcas se marchasen a lugares desconocidos para descansar no era bien visto. Por ello, aunque este año también pasarán unos días fuera, la idea es que todo el mundo sepa que están instalados en Palma y desde aquí se van moviendo. Lo más probable es que tras pasar unos días en un destino desconocido, al menos el Monarca vuelva a la Isla. Como ya ha hecho otros años, podría dejarse ver cenando con algunos de sus amigos.

Por su parte, la reina emérita tiene previsto pasar en Mallorca toda la temporada estival, acompañada de su hermana, Irene. Además, recibirá la visita de Tatiana Ratchild y su marido, el doctor Froucheau, dos habituales en los veranos de Marivent.

Por tanto, este verano está cargado de novedades en la Casa Real. Por una parte, Felipe VI ha recibido al presidente del Gobierno en la Almudaina, mientras que lo habitual era despachar en Marivent. Por su parte, por primera vez se han abierto las puertas de Marivent a las personalidades más destacadas de la sociedad civil. Lo que no ha cambiado es la evidencia de que a doña Letizia no le gustan las regatas y ni ella ni sus hijas se han dejado ver por el Club Náutico durante la celebración de la Copa del rey de Vela en la que ha competido don Felipe. Los Monarcas y sus hijas sí han visitado la Cartoixa de Valldemossa y han salido a cenar por el Portitxol.