Imagen de recurso. | Pixabay

0

Julio y agosto son los meses de vacaciones por excelencia. Tiempo de playa, de fiesta y de viajes. La mayoría quiere disfrutar de días libres, olvidarse de las tareas laborales y vivir -al menos durante unos días- sin preocupaciones. De ahí el problema: las peticiones de trabajadores se acumulan en este periodo, peligrando la productividad de la empresa. ¿Quién decide los días de vacaciones de cada empleado? ¿Las puedes pedir cuando quieras? ¿Cuántos días te corresponden? En este artículo te explicamos las claves de lo que dice la ley acerca de las vacaciones. La norma que las regula es el Real Decreto Legislativo 2/2015 del 23 de octubre. En este, del mismo modo que en los convenios colectivos de cada sector, se establecen los puntos básicos con respecto a las vacaciones.

¿Quién decide los días de vacaciones?

En el artículo 38 del citado Real Decreto informa que :«El periodo o periodos del disfrute de las vacaciones se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador». Eso sí, siempre teniendo en cuenta lo fijado en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones. Por tanto, los días de descanso deben de ser fruto de un acuerdo entre la empresa y el trabajador.

¿Y si empresa y empleado no se ponen de acuerdo?

En el caso de que no haya acuerdo entre ambas partes, se ha de interponer una demanda en el juzgado de lo social, y será la jurisdicción social la que dictamine la fecha. La sentencia del juzgado no podrá ser rebatida.

¿Cuánto tiempo tenemos de vacaciones?

La ley española establece que cualquier trabajador tiene derecho a 22 días laborables al año. Si tu empresa se rige por días naturales, entonces son 30 días naturales los que te corresponden de forma anual. Así, por cada mes trabajado, corresponden 1,8 días laborables de vacaciones u 2,5 naturales.

¿Con cuánto tiempo se debe avisar?

El trabajador ha de avisar a su superior con un mínimo de dos meses a las fechas solicitadas, con tal de dar tiempo a la compañía a reorganizar la plantilla para asegurar su funcionamiento.