Multiples dispositivos de Netflix | NETFLIX

Netflix ha instaurado en España su nuevo plan básico de suscripción, que abarata el precio de entrada a la plataforma a 5,49 euros al mes a cambio de incluir publicidad, disminuir la calidad de reproducción y suprimir algunos de los títulos más vistos del catálogo.

La plataforma, que ya puso en marcha este plan básico con anuncios en Estados Unidos hace una semana, lo activará a partir de las 17:00 horas (España peninsular) de este jueves y contará con anuncios que durarán 20 segundos y que se verán tanto al principio como durante la reproducción de las series y películas. En total, Netflix ha detallado que los usuarios soportarían una media de cuatro o cinco minutos de anuncios por hora.

Según ha explicado en su página de Ayuda, algunos títulos de su catálogo no estarán disponibles bajo este plan y aparecerán acompañados de un icono de un candado. Esta diferencia con respecto a los otros planes de suscripción tiene que ver con los derechos negociados con los productores originales de algunas de sus series y películas, ya que no todas permiten incluir publicidad durante su emisión.

Este plan se acompaña de una serie de controles para los anunciantes, con el objetivo de que puedan «llegar al público adecuado» y garantizar que los anuncios se muestran «sean relevantes para los consumidores». También incorpora herramientas de verificación del nivel de visualización y la validez del tráfico junto a DoubleVerify e Integral, que estará disponible en el primer trimestre de 2023.

Por otra parte, la calidad de emisión también disminuye sus prestaciones en este nuevo plan básico de suscripción. Tal y como ya ocurría con el anterior plan básico de la plataforma, la resolución HD solo podrá estar disponible en un dispositivo al mismo tiempo. Igualmente, podrá verse en una amplia gama de televisores y dispositivos móviles, aunque con una resolución de 720p/HD.

Además, también se pierde la opción de descargas para poder ver contenidos sin conexión. Esto se debe a la inserción de publicidad porque no es posible descargar los anuncios.

En cuanto al precio, disminuye 2,5 euros respecto al plan básico que Netflix ofrecía hasta ahora (que sí incluye descargas y no tiene publicidad). Por el contrario, el resto de planes que ofrece la plataforma como son el Estándar (12,99 euros al mes) o el Premium (17,99 euros al mes) permanecerán en las mismas condiciones.

No obstante, la plataforma ha recordado que se podrá cambiar el plan de suscripción así como cancelar en cualquier momento.