El 54,7 por ciento de las muertes en España en 2018 fueron por enfermedades del sistema circulatorio.

0

Un total de 8.206 habitantes de Balears murieron en 2018, según los datos que han sido publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que implica un descenso del 1,76% respecto al año anterior, cuando se registraron 8.353.

En concreto, la estadística 'Defunciones según la causa de muerte' del INE destaca que las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa natural de muerte con 2.311 personas fallecidas, seguida de los tumores (2.297) y de las enfermedades del sistema respiratorio (869).

Entrando en el detalle del resto de causas de muerte, fallecieron 159 personas por enfermedades infecciosas y parasitarias; 34 por enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos, y ciertos trastornos que afectan al mecanismo de la inmunidad; 307 por enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas.

Entre otras causas, también se registraron 405 muertes por trastornos mentales y del comportamiento; 568 por enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos; 279 por enfermedades del sistema genitourinario.
Además, fallecieron 71 personas como consecuencia de un suicidio (32 menos que en 2017) y 43 por accidentes de tráfico, 14 menos que en 2017. Por caídas accidentales murieron 73 personas (65 en 2017) y por homicidios un total de tres personas (cinco en 2017).

Por complicaciones médicas, murieron seis personas (una en 2017) y por envenenamientos accidentales por psicofármacos y drogas de abuso un total de 29 (27 en 2017).

Por sexos, fallecieron 4.236 hombres (50 menos que en 2017) y 3.970 mujeres (97 menos).

Datos nacionales

A nivel nacional, las muertes en España han aumentado un 0,8 por ciento en 2018, registrándose un total de 427.721 defunciones, 3.198 más que en 2017, siendo nuevamente las enfermedades del sistema circulatorio la primera causa de muerte, con el 28,3 por ciento del total (y una tasa de 258,6 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores (241,2), y de las enfermedades del sistema respiratorio (114,9).
El año pasado murieron 216.442 hombres (un 1% más que en 2017) y 211.279 mujeres (un 0,5% más). Del total de fallecidos, el 96,3 por ciento se debieron a causas naturales (411.953 personas), lo que supone un 0,8 por ciento más que en el año 2017.

Respecto a las causas externas, el suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte, con 3.539 fallecimientos, si bien se produjeron un 3,8 por ciento menos que en 2017. Por detrás se situaron las caídas accidentales (con 3.143 muertes y un aumento del 2,8%) y el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.090 y un descenso del 0,8%).

Por su parte, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (272,5 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (244,3).

Por edades, en los menores de un año, ocho de cada 10 defunciones se debieron a afecciones perinatales y a malformaciones congénitas. Los tumores fueron la principal causa de muerte en los grupos de edad entre uno y 14 años (29,2 % del total) y entre 40 y 79 años (43,8 %).

El segundo motivo en el grupo de uno a 14 años fueron las causas externas -entre las que están el suicidio- (18,3 % del total), mientras que en el de 40 a 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (21,9 %).

Les siguen los accidentes de tráfico, que como en otros años las muertes por esta causa se redujeron, falleciendo 1.896 personas, un 2,4 por ciento menos que en 2017, si bien sí aumentaron en un 4,6 por ciento las muertes en peatones (475), de los cuales el 44,6 por ciento tenían más de 70 años.

Por sexo, las principales causas de muerte no naturales en los hombres fueron el suicidio (2.619 fallecidos), caídas accidentales (1.693) y ahogamientos, sumersión o sofocación (1.630); mientras que en las mujeres fueron las caídas accidentales (1.450), el ahogamiento, sumersión y sofocación (1.460) y suicidios (920).

Principales causas de muerte de niños

Por otra parte, el informe ha evidenciado que entre la población menor de un año, ocho de cada diez muertes se debieron a afecciones perinatales (57,9) y a malformaciones congénitas (22%), si bien el 1,2 por ciento de las muertes en esta población se debieron a tumores, y el 1,9 por ciento a enfermedades del sistema circulatorio.

En los grupos de edad de entre 1 y 14 años los tumores fueron la principal causa de muerte, seguido de las causas externas (18,3%), de las afecciones perinatales y malformaciones congénitas (11,2%), y de las enfermedades del sistema circulatorio (5,3%).

Los tumores responsables de un mayor número de muertes volvieron a ser en 2018 el cáncer de bronquios y pulmón (0,2% más que en 2017), y el cáncer de colon, si bien en este caso se produjo un descenso de un 1,2 por ciento en el número de fallecimientos respecto al año 2017.

Por sexo, ambos cánceres fueron también los más frecuentes entre hombres, si bien el número de muertes por tumor de bronquios y pulmón descendió un 0,3 por ciento, mientras que el de colon fue un 1,6 por ciento más. En mujeres, el tumor con más mortalidad fue el de mama (0,7% más que en 2017), seguido del cáncer de bronquios y pulmón (2,1% más).

Por comunidades autónomas, en Andalucía se produjeron 72.806 muertes; en Aragón 14.100; en Asturias 13.238; en Balears 8.206; en Canarias 16.310; en Cantabria 6.096; en Castilla y León 29.297; en Castilla-La Mancha 19.574; en Cataluña 66.562; en la Comunidad Valenciana 45.330; en Extremadura 11.451; en Galicia 32.419; en Madrid 46.599; en Murcia 11.327; en Navarra 5.819; en País Vasco 21.763; en La Rioja 3.205; en Ceuta 535; y en Melilla 516.

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en el año 2018 se registraron en Asturias (1.292,5), Castilla y León (1.215,5) y Galicia (1.201,1); mientras que las más bajas se produjeron en las ciudades autónomas de Melilla (609,7) y Ceuta (629,8) y en Baleares (697,9).

Atendiendo a las principales causas de muerte, las mayores tasas brutas de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio se registraron en Asturias (379 fallecidos por cada 100.000 habitantes), Galicia (357,6) y Castilla y León (341,8). Ahora bien, si se consideran las tasas estandarizadas, Andalucía registró la mayor tasa de mortalidad por esta causa (300,4), seguida de Melilla (277,9) y Ceuta (273,5).

Las mayores tasas de muertes por cáncer se produjeron en Asturias (355,5), Castilla y León (322,9) y Galicia. Las mayores tasas de mortalidad estandarizadas debidas a cáncer se dieron en Asturias (262,9), Extremadura (258,1) y Melilla (250,9). Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la tercera causa de muerte en todas las comunidades.