El Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Baleares ha iniciado una recogida de firmas en la plataforma change.org en contra del «plus por residencia de 22.000 euros sin justificar» que cobran algunos altos cargos ya que lo consideran «abusivo».

Según han explicado, mientras policías, guardias civiles, militares, médicos y funcionarios de prisiones, entre otros, cobran «escasos 70 euros al mes», «los políticos» reciben «1.850 euros al mes», al «margen de su sueldo». El SUP ya denunció el plus ante el portal de transparencia del Gobierno la semana pasada y está a la espera de respuesta.

El sindicato ha aprovechado para tildar de «vergüenza» las declaraciones de la consellera de Agricultura y secretaria general de Podemos en Baleares, Mae de la Concha, que, según señalan, dijo que «si le quitaran el plus no llegaría a fin de mes». Por esto, piden su cese inmediato.