Francina Armengol presidió la reunión de la comisión de seguimiento del plan.

2

Balears confía en que la llegada de esos 140.000 millones de euros que recibirá España de los fondos europeos sirvan para amortiguar el desplome de la economía de las Islas. Balears será la comunidad autónoma más perjudicada por la crisis originada por la COVID-19 y por eso el Govern espera poder recibir una parte de las ayudas y que la caída sea menos drástica.

Es una de las reflexiones que este martes realizó la presidenta del Govern, Francina Armengol, en la reunión de la comisión de seguimiento del Plan de Reactivación Social y Económica de Balears, que ayer se reunió por primera vez tras su constitución hace dos meses.

Las ausencias

Además de los agentes sociales, a este plan se han sumado los partidos del Govern, además del PI y Cs, pero no el PP y Vox, que entienden que las reuniones deberían hacerse en el Parlament.

En el encuentro se hizo balance de los resultados de las medidas aprobadas en el documento y el Govern concluyó que ya están en marcha 95 de las 131 propuestas incluidas en el texto. La consellera d’Hisenda i Relacions Exteriors, Rosario Sánchez, también incidió en la importancia de los recursos extraordinarios de la UE para poder promover «cambios estructurales» en la economía de Balears. Estas propuestas se articulan en cuatro ejes, que son la transición ecológica, la transición digital, la cohesión social y territorial, y la igualdad. Sánchez señaló que se trabaja en estos ámbitos para presentar a Gobierno proyectos que respondan a estas necesidades.

Las realizaciones

La consellera detalló que, de las medidas que ya se han puesto en marcha, la mayoría están centradas en aspectos relacionados con la seguridad sanitaria, la economía social, la educación, la ocupación a la economía circular con el impulso a la transición energética, entre otros aspectos.

En la reunión se acordó que, a partir de ahora, la comisiono estará formada por representantes de las instituciones y organizaciones que firmaron el pacto y estará presidida por Francina Armengol. Deberá reunirse al menos una vez cada tres meses y podrá haber subcomisiones.