Vista exterior del hospital Son Espases de Palma de Mallorca. | CATI CLADERA

2

Balears es una de las comunidades españolas con mayor déficit de reumatólogos, concretamente 1,7 por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media nacional, que se sitúa en 2,17.

De acuerdo a los datos aportados por la Unidad de Investigación de la Sociedad Española de Reumatología (SER) este martes en nota de prensa, en las Islas hay concretamente 21 especialistas en activo, de los cuales 16 pertenecen al sector público, «lo que refleja que es una de las comunidades con menor tasa de especialistas».

El doctor del Hospital Universitario de Son Espases, Jordi Fiter, ha considerado que «este déficit de reumatólogos en el sector público se traduce en Servicios y Unidades infradotadas de personal para asumir las necesidades reales de la población, poniendo en riesgo la calidad en la atención».

Asimismo, ha advertido que para el buen control de las patologías reumáticas «es fundamental la educación sanitaria de la población para favorecer la prevención» y, en este sentido, «en Balears faltan consultas de enfermería especializadas en reumatología, que ejercen una importante labor».

Los datos a nivel nacional

En cuanto a la media nacional, la tasa de reumatólogos en España se mantiene en 2,7 por cada 100.000 habitantes, «aunque se detectan variaciones importantes entre las comunidades».

En este sentido, el estudio apunta a que las menores proporciones se registran en la Comunidad Valenciana (1,6), seguida de País Vasco, Andalucía y Balears (1,7). Por contra, las más altas se dan en Cantabria (3,6) y La Rioja (3,2).

Además, entre los especialistas con edades más jóvenes predominan las mujeres y la distribución de reumatólogos según edad y sexo es dispar entre las regiones.

Concretamente, el presidente de la SER, el doctor José María Álvaro-García, ha apuntado que, a diferencia de décadas anteriores, la reumatología es una especialidad con mayor presencia de mujeres, un 59,7 por ciento. «Sin embargo, por encima de los 50 años, el peso de los hombres es todavía mayor que el de las mujeres».

Asimismo, ha considerado que estos datos «muestran la necesidad de aumentar el número total de especialistas en reumatología en algo más de 450 a lo largo de los próximos 15 años». Todo, para hacer frente «a las crecientes necesidades asociadas al aumento de la esperanza de vida de la población».

«Esto llevaría a una tasa de reumatólogos de tres por cada 100.000 habitantes, lo que permitiría afrontar las necesidades de la población con mayor eficiencia», ha añadido.

Uno de cada cuatro adultos en España sufre de una enfermedad reumática

La SER ha advertido que cerca de uno de cada cuatro españoles adultos sufre una enfermedad reumática, lo que supone 11 millones de personas afectadas en el país, de las cuales 220.000 se corresponden a Balears.

«Se trata de patologías aún desconocidas entre la población, lo que puede provocar demoras en la detección», han detallado en el informe.

En este sentido, «un aspecto a mejorar de forma urgente sería el aumento de la coordinación con la Atención Primaria para mejorar la atención a los pacientes, evitar retrasos diagnósticos y asegurar la continuidad asistencial», ha advertido el doctor Fiter.