La consellera de Salud, Patricia Gómez, en una foto de archivo.

6

La consellera de Salud, Patricia Gómez, se ha referido este jueves a las futuras reuniones con motivo de las fiestas navideñas y su posible incidencia en la situación de la pandemia en las isla: «No se han de evitar las reuniones familiares, se han de hacer con las medidas de seguridad que todos conocemos». Gómez ha llamado la atención en una rueda de prensa, sobre las diferencias entre las Navidades pasadas y cómo afrontar las próximas: «Estamos mucho más vacunados que el año pasado, no hay color», ha afirmado. «Pero no podemos olvidar la ventilación y el uso de mascarilla incluso en el ámbito familiar, que a veces es donde más nos relajamos», ha advertido. Ha insistido en que, en los espacios cerrados, la ventilación es de obligado cumplimiento. «Si cumplimos mascarilla y ventilación, con las medidas que tenemos adoptadas, tenemos un paso dado», ha añadido. Gómez ha insistido en animar a vacunarse a los alrededor de 160.000 baleares que se estima que faltan por inmunizar, si se elimina a los 23.000 que ya han rechazado expresamente vacunarse.

«Uno tiene 20 veces más posibilidades de ingresar en UCI si no tiene la vacuna», ha subrayado la consellera. La titular de Salud ha advertido: «La sensación de seguridad por la vacuna ha invitado a relajarnos». Ha señalado la necesidad de tener en cuenta cómo se está comportando la pandemia en el resto de Europa y ha puesto como ejemplo los casos de Alemania, y también de Austria, que supera los 2.000 casos por 100.000 habitantes de incidencia acumulada en los últimos 14 días. Ha recordado la necesidad del uso de la mascarilla y de mantener la distancia social, ha apelado a «la responsabilidad social y colectiva», y ha pedido precaución en espacios cerrados «que influye también en la economía". «Es imprescindible el uso de mascarilla en reuniones sociales y familiares», ha reiterado. En relación con la posible extensión de la petición del pasaporte COVID en otros ámbitos que no sean solo las discotecas y residencias, como está vigente en la actualidad, ha dicho que «es una opción más» y ha llamado la atención sobre el hecho de que en Navarra multiplicó la petición para vacunarse. «Pensamos que es justo diferenciar entre personas vacunadas y no vacunadas», ha afirmado.