Imagen de la Mesa de Diálogo, que se ha celebrado este lunes. | CAIB

15

El Consell de Govern ha aprobado este lunes pedir al Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) el aval para solicitar el pasaporte COVID-19 en determinadas actividades desde este sábado, 4 de diciembre, hasta el próximo 24 de enero. Hasta ahora era obligatorio en las Islas presentar el documento para acceder el ocio nocturno y a las residencias de la tercera edad y ahora se añaden otros sectores. El Govern explicado ue esta nueva medida se toma ante el nuevo incremento de la incidencia del coronavirus en Baleares.

Estos son los lugares donde deberá presentarse el certificado que acredita estar vacunado con la doble pauta, haber pasado la enfermedad en los últimos seis meses o tener una prueba diagnóstica negativa entre las 48 y las 72 horas anteriores a la entrada en el local. Hay que tener en cuenta que Baleares se encuentra en estos momentos en el nivel 1 de alerta sanitaria; no obstante, ya se ha establecido las exigencias según el resto de niveles. Este viernes se volverá a revisar la situación sanitaria de Baleares.

Nivel de alerta sanitaria 1:

El certificado será obligatorio en salas de fiesta y salas de baile, en establecimientos o locales donde se realicen celebraciones con participación de más de 50 personas en las que se preste actividad de restauración o de baile, bares de copas o cafés conciertos y pubs, establecimientos de restauración con cabida interior de más de 50 personas, lo que incluye los ubicados en los alojamientos turísticos, instalaciones deportivas, centros recreativos para la tercera edad y locales de juegos y apuestas. PIMECO calcula que solo en restauración, la medida afectará a 2.500 empresas de restauración.

Nivel de alerta sanitaria 2:

A las actividades anteriores se suman los refugios, hostales, albergues y otros establecimientos turísticos, independientemente de su denominación, en los que haya habitaciones de uso compartido.

Nivel de alerta 3:

A todos los anteriores, se suman cines, circos de carpa y otros establecimientos donde se celebre actividades culturales si se permite el consumo de alimentos o bebidas, en los gimnasios y otras instalaciones donde se realicen actividades propias de salas de musculación y actividades dirigidas, así como en las academias de baile.

El Govern ha conseguido el apoyo de la Mesa de Diálogo Social para sacar adelante la propuesta en caso de que el TSJIB lo autorice.