Una clienta muestra el certificado en un establecimiento de Ciutadella | Josep Bagur Gomila

29

El uso obligatorio del certificado covid se amplía una vez más. El Govern balear ha recibido este martes el aval del Tribunal Superior de Justicia de Balears para activar desde mañana miércoles las medidas acordadas el pasado jueves para ampliar el uso del pasaporte COVID a las actividades de mayor concentración social y garantizar así espacios seguros para todo el mundo.

Estas medidas se aplican a las islas que estén en el nivel 3 de alerta, como Mallorca, Menorca y Eivissa, la obligación de pedir el certificado COVID a todos los establecimientos de restauración, independientemente de su cabida; a todos los establecimientos culturales, independientemente de si se consume o no, y a todos los eventos organizados con motivo de fiestas populares que no puedan ser aplazadas, como recomiendan las autoridades sanitarias.

Además de todos los ámbitos en que ya se exigía el certificado COVID según los niveles de alerta sanitaria (recogidos en el acuerdo del Consejo de Gobierno de 25 de octubre de 2021), desde ese miércoles será obligatorio presentar el certificado en gimnasios de todo tipo y otras instalaciones deportivas, academias de baile, todo tipo de eventos culturales y deportivos en espacios interiores, como por ejemplo cines, circos, teatros, auditorios, salas de conciertos (independientemente de si se permite consumir o no), spas, piscinas termales y otros establecimientos cubiertos donde se lleven a cabo actividades culturales y deportivas

Noticias relacionadas

También en congresos, seminarios, jornadas, asambleas, encuentros, reuniones de negocios, conferencias y eventos, clubes de gente mayor y espacios que desarrollan actividades que les son propias, establecimientos de juegos y apuestas, en toda la restauración y en competiciones deportivas y entrenamientos de ámbito autonómico al aire libre e interior para personas mayores de 12 años.

Fiestas populares

Respecto a las medidas aplicables a fiestas populares en las islas con nivel de alerta sanitaria 3 o superior, los magistrados aprueban que se establezcan controles de cabida para el acceso a todos los actos llevados a cabo en espacios abiertos, como verbenas, conciertos, bailes populares, cenas al aire libre o similares. En concreto, y tal como aprobó el Govern balear, no se podrán organizar torradas ni habilitar zonas destinadas al consumo de alimentos y bebidas y los bailes populares que se puedan llevar a cabo en cualquier evento deben realizarse con uso obligatorio de mascarilla y en espacios delimitados.

En cuanto a las celebraciones religiosas, deben respetar en todo momento la cabida máxima de los lugares de culto. Los participantes deben permanecer sentados y hacer uso de la mascarilla. Además, en las cabalgatas de los Reyes Magos y las beneïdes se tendrá que procurar que el público que acuda lo haga manteniendo la distancia de seguridad, y que se amplíe el recorrido y las zonas en las que se realizarán estos actos para evitar aglomeraciones.