Una mujer pasa al lado de una asesoría inmobiliaria. | EFE/ LUIS TEJIDO

0

La subida récord del IPC, que es del 6,7 % interanual, ha encarecido los alquileres firmados en diciembre en Baleares hasta los 747 euros al mes, lo que supone 47 euros más, ya que en diciembre de 2020 la renta era de 700 euros. Así lo expone el estudio realizado y publicado este jueves por idealista, que sitúa el precio medio en España de un alquiler de un piso de dos habitaciones en 726 euros al mes, por lo que las Islas se sitúan por encima de la media nacional.

Asimismo, el precio medio en España de una vivienda de dos habitaciones en alquiler se cerró en 680 euros en diciembre de 2020, lo que supone una subida media de 550 euros anuales para estos arrendamientos. Las subidas varían según la zona, con varias ciudades por encima de esa media anual. En San Sebastián, la revisión del alquiler de acuerdo al IPC eleva la renta en 720 euros más al año, mientras que en Barcelona y Madrid el encarecimiento es de 648 euros anuales. En el caso de Bilbao, el inquilino tendrá que pagar 624 euros más al año.

De esta forma, un alquiler en San Sebastián quedará en un precio mediano de 960 euros mensuales. En Barcelona y Madrid será de 854 y 843 euros al mes, respectivamente, y en Bilbao, de 832 euros. La subida del IPC tendrá menos impacto en la actualización de los contratos de arrendamiento de Ciudad Real, donde la revisión será de 280 euros anuales, que dejarían la renta mensual en 373 euros. En capitales como Ávila, Cuenca, Lugo y Ourense, los arrendatarios que actualicen sus contratos en diciembre pagarán 300 euros más al año. Con este incremento del IPC, el sector inmobiliario registra su mayor subida en la revisión de precios del alquiler en 30 años, como apuntan desde idealista.