Xisco Mulet, Gabriel Llobera, Jaime Monserrat y Fofo Robledo. | Juan Luis Ruiz Collado

3

La Agrupación de Agencias de Viajes de Balears (Aviba) propone al Govern que se vuelvan a recuperar los bonos turísticos para incentivar los viajes interislas. La experiencia positiva del pasado año «ha demostrado que con incentivos se potencia el flujo de viajeros interislas, beneficiando a toda la cadena de valor turística y al tejido productivo», señaló ayer en Fitur el presidente de Aviba, Francesc Mulet. Los bonos turísticos tuvieron el pasado año un efecto dinamizador en la oferta de restauración de cada isla, en el segmento hotelero, transporte aéreo y marítimo y en el comercial. Mulet apuntó que «cuando una iniciativa de estas características funciona y tiene un efecto transversal, es normal que se siga repitiendo».

Añadió que los bonos se centrarían en los meses previos y posteriores a la temporada de verano, es decir desde abril a mayo y desde septiembre a noviembre: «Son meses con capacidad aérea, marítima y oferta de camas hoteleras. No se trata de un gasto para el Govern sino de una inversión productiva para toda la economía de Balears». Las compañías aéreas que operan en el tráfico interinsular, así como las navieras Baleària, Trasmed y GNV también apoyan la propuesta de Aviba, ya que este tipo de bonos ayudan a rentabilizar más estos trayectos.

El Govern puso en marcha estos bonos para incentivar los viajes de los residentes de cada isla y generar una transversalidad en todos los aspectos, tanto social como económica.La patronal Aviba puntualiza que los bonos turísticos incidieron positivamente en toda la red de agencias de viajes de la Islas, ya que se tenían que comercializar a través de estos negocios. Este sector ha estado inmerso en una profunda crisis provocada por la pandemia, que ha provocado el cierre de agencias y reducción de personal.

Hoteleros de Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera coinciden en señalar que este producto «beneficia a todos y ayuda a mejorar los niveles de ocupación en lo establecimientos turísticos en los meses de temporada baja y media». El efecto desestacionalizador también es importante, de ahí que Aviba pide al Govern que reconsidere este proyecto y lo vuelva a plasmar este 2022 «donde las incertidumbres son muy altas, pero también hay unas grandes expectativas para que la normalidad vuelva».

Mulet apuntó que el sentir general de toda la industria turística es poner en el mercado productos que dinamicen los viajes entre islas y que ello «repercuta en un mayor conocimiento de las islas, tanto de su oferta gastronómica, comercial como de actividades turísticas». El Govern, según el sector turístico, deberá tomar una decisión a corto plazo sobre estos bonos turísticos para que puedan comercializarse en los dos próximos meses, antes de que comience la Semana Santa.