Imagen de recurso. | Europa Press

Alrededor de 26.800 personas de Baleares sufren glaucoma y, además, la mitad de ellas no sabe que lo padece, según calcula la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF), que recuerda que esta enfermedad es asintomática en sus inicios. Según destaca en un comunicado, es primordial su detección precoz puesto que ésta evitaría en un 95 por ciento de los casos la ceguera total de los pacientes.

El problema es que las personas suelen darse cuenta en etapas más evolucionadas cuando la pérdida irreversible de visión ha avanzado de la parte más periférica hacia el centro del ojo.

Por ello, remarcan la importancia de realizarse una revisión periódica anual, especialmente a partir de los 45 años, edad a partir de la cual el glaucoma tiene una mayor incidencia.