La presidenta del Govern en el pleno del Parlament. | Jaume Morey

0

El pleno del Parlament ha aprobado, este martes, por unanimidad una Proposición No de Ley (PNL) en la que se pide al Govern la creación de una tarjeta sanitaria de atención preferente para las personas con fragilidad relacional, es decir, con trastornos del espectro autista (TEA).

Se trata de una iniciativa conjunta presentada por PSIB, Unidas Podemos, MÉS per Mallorca y Grupo Mixto. El PP ha registrado dos enmiendas, que han sido aceptadas y transaccionadas por los grupos de la propuesta.

En este sentido, la PNL insta al Govern a desarrollar un Plan Funcional de atención a las personas con fragilidad relacional, que contemple algunas medidas como la tarjeta sanitaria preferente o un protocolo para que esta atención específica sea llevada a cabo.