El Hestia Menorca quedó eliminado por un Zamora Enamora que fue mejor | Gemma Andreu

7

No hubo remontada, ni atisbo de ella. El Hestia Menorca quedó eliminado por un Zamora Enamora que fue mejor en un partido que se puso cuesta arriba para los locales al descanso (28-37). El conjunto de Javi Zamora, lastrado por sus malos porcentajes desde el perímetro, nunca dio la impresión de poder con un rival con más argumentos ofensivos y liderado por Harris, que al final fue determinante en los momentos que el Hestia tuvo posibilidades de ponerse por delante en el marcador para tener opciones en el último cuarto. Jhivan Jackson estuvo muy solo en el capítulo productivo (34 puntos, 5 asistencias y 9 faltas provocadas) de un Menorca que al descanso solo habían anotado cuatro jugadores. Al final, decepción y lágrimas en los rostros de los jugadores que se esforzaron al límite para superar a un Zamora que se ganó con justicia el pase de ronda. El Pavelló reconoció el partido de su equipo al que tributó una cerrada ovación y a Pitu Jiménez en su más que probable despedida de las pistas.

El Hestia entró enchufado al partido, con una buena defensa sobre Harris y acierto en el tiro para tener pequeñas ventajas (+4) aunque sin aprovechar el dominio en el rebote de Diego Alderete (17 capturas al final). Tras el 13-9, los zamoranos reaccionaron para llegar al final con una pequeña renta (15-17) de la mano de Round.

En el segundo parcial se mantuvo la igualdad que rompió el cuadro visitante en los tres primeros minutos (18-24), renta que incrementó poco después ante un Menorca que pagó las pérdidas de balón y la falta de acierto. El rival creció desde su buen tono defensivo y tuvo argumentos en ataque para estirar el marcador hasta el descanso con un preocupante +13 que Jackson y Tamayo menguaron y con solo cuatro jugadores anotando por parte local (28-37).

En el regreso, el equipo menorquín defendió con intensidad y entró en el partido con un 6-0 obligando al técnico visitante a detener el choque que caminó con pequeñas rentas del Zamora mientras los locales, con Jackson desatado, llegaban con opciones al acto final aunque sin poder voltear el marcador (44-45).

El cuarto decisivo arrancó con Vázquez -siete puntos consecutivos- como protagonista anotando y sacando faltas para volver a dar un colchón importante a su equipo (41-52 con siete minutos por delante). Quedaba un mundo y Jackson y Smallwood se encargaron de levantar al Pavelló (52-52 a 6’). A partir de aquí, emergió la figura de Harris que cargó con la responsabilidad anotadora para que la eliminatoria no corriera peligro para los de Saulo Hernández. Menorca no bajó los brazos pero la misión era imposible (56-61; 64-68; 66-70) y como consuelo evitó la derrota con el último triple de Pitu Jiménez que llevó al empate final y que puso el punto final a la temporada del Hestia Menorca.