José Cepeda, durante un partido con la selección balear senior, de hace un año

0

El Pinta B Es Castell abunda en su intención de forjar un proyecto con evidente acento menorquín y en ese contexto y en las próximas horas, este lunes con toda probabilidad, anunciará otro par de operaciones; los fichajes, totalmente cerrados según ha podido confirmar esta redacción, de los jóvenes jugadores locales José Cepeda (Maó, 2001) y Gerard García (Maó, 2004), el primero, un ala-pívot con bagaje y experiencia en Liga EBA, el segundo, un ‘prospect’ que este curso 22-23 se estrena como senior tras dejar atrás un interesante recorrido en categorías de formación.

José Cepeda, un ‘3-4’ de 21 años de edad y 1,96 de altura, formado en la factoría del CD Alcázar, aterrizará en el Pinta B Es Castell proveniente del AEA Solidaria Llucmajor, un clásico de la isla mayor que milita en Liga EBA, y donde el nuevo jugador del cuadro menorquín ha facturado en la temporada 2022, 6 puntos y 3 rebotes en 19 minutos de promedio por partido, advirtiendo además una notable evolución en relación al año anterior, en el que participó en la clasificación del Llucmajor para la fase de ascenso a LEB Plata.

Motivado

Cepeda, que además ha integrado la selección balear senior (disputó hace un año en la Isla el Grupotel Menorca Basketball Week), se muestra «muy contento» por su retorno a la Isla, donde podrá compaginar baloncesto y estudios (lo que motivó su traslado a Mallorca hace un par de años).

«Una cosa ha llevado a la otra y aquí podré hacer las dos cosas, además de seguir formándome, también como persona», explica el ala-pívot mahonés, al que llama «mucho la atención» el proyecto del Pinta B Es Castell, donde «se trabaja bien y cada año tienen la ambición de mejorar, de estar más arriba».

Cepeda considera que puede aportar «defensa», faceta en la que ha crecido desde su incursión en el Llucmajor y en Liga EBA, «y en varias situaciones de ataque», pero sobre todo se define como «un jugador de equipo» que siempre «busca la mejor opción».

Preguntado por las metas que se plantean para el curso 2023, tercero consecutivo y en su historia del Pinta B Es Castell en Liga EBA, Cepeda considera importante «empezar bien la temporada, empezar ganando; los resultados deben ser una consecuencia de nuestro trabajo diario, pero es importante poder coger una buena dinámica desde el inicio».

Por último, el nuevo ala-pívot del Pinta B Es Castell considera que la estructura de equipo que se está construyendo, y que volverá a gestionar desde la banda Gino Rovellada, augura un bloque «muy compensado y completo; el club está trabajando muy bien en los despachos».

Por su parte, Gerard García, es un exterior de 18 años que iniciará su etapa senior en Es Castell y en Liga EBA. Su etapa formativa la empezó en el CCE Sant Lluís (de los 4 a los 15 años), CTEIB (16), CD Alcázar (17) y de nuevo Sant Lluís, donde concluyó su etapa junior; ha jugado para las selecciones de Balears de formación.

Buen anotador, Gerard ve aro con facilidad y se maneja muy bien en acciones a campo abierto, además de ser un jugador de carácter, con espíritu ganador y afán por mejorar. Define su fichaje por el Pinta B Es Castell como un movimiento que colma, ahora mismo, sus aspiraciones,

«Me ilusiona mucho jugar en EBA y en Es Castell, me ha ido todo rodado, podré estudiar en la Isla y jugar en un proyecto que me motiva mucho», indica Gerard García en estas páginas acerca de su fichaje por el club que preside Tomeu Vanrell.

El excanterano de Sant Lluís y Alcázar llega para hacerse con «un sitio en la rotación del equipo, para trabajar a diario y dar todo en la pista», explica. «Tengo muchas ganas de mejorar y fichar por Es Castell es un gran paso», razona el escolta mahonés, un talento en ciernes cuyo trayecto en ligas de formación exigía la oportunidad que ahora le brinda un club «que cree en el talento local», valora. «Nuestro objetivo debe ser asegurar la permanencia, y una vez lo logremos, luchar por lo que venga», termina Gerard García, junto con José Cepeda, los dos próximos fichajes del Pinta B Es Castell, que sigue apostando por combinar producto autóctono, talento y juventud para su proyecto de 2023.