En el Municipal de Sant Martí Etxabe no logró superar al meta Jesús Sastre, por suerte | Kika Triay

0

Será la gran amenaza para el CE Mercadal este próximo sábado (18 horas) en la vuelta de la primera eliminatoria de la fase de ascenso a la Segunda B ante el SD Gernika Club. El pichichi del equipo vasco, Imanol Etxabe Bilbao (Gernika, 1984), regresó esta temporada a su casa tras seis exitosos años repartidos entre SD Leioa, Barakaldo, Laudio, Portugalete y Sestao.

Y el hijo pródigo del conjunto foral ha vuelto para marcar goles en Urbieta, estadio del ambicioso Gernika. A ser posible, este sábado ante el Mercadal de Lluís Vidal, obligados los vascos de Javi Luaces a revertir el 1-0 en contra sembrado en Menorca en un encuentro en el que un Mercadal de ensueño veía como el Gernika en los últimos 20 minutos se crecía. Con un gol anulado a Entziondo –estimando el árbitro que había hecho falta al portero –un lanzamiento de falta del mismo jugador que se estrelló en el larguero y otras contadas ocasiones de Aimar y Lander. Pero en el segundo tiempo el gol del ciutadellenc Xiscu, aprovechando un barullo en el borde del área, obliga al Gernika a tener que remontar en un año marcado en rojo para la histórica entidad, empecinada en regresar a Segunda B una década después.

Por todo ello, con el añadido de Imanol Etxabe de ser delantero del pueblo, en el Gernika piensan y sueñan en el aura de talismán que rodea al gernikarra en las últimas temporadas ya que acumula dos ascensos en los tres últimos cursos deportivos. Un Etxabe que ha regresado a su club para dar continuidad y agrandar esta mayúscula estadística.


Lea la noticia completa en la edición impresa de "Menorca · Es Diari", y en las plataformas Kiosko y Más y My News