Panorámica elevada del campo de San Carlos, hogar de la UD Mahón. | Gemma Andreu

7

San Carlos, histórico hogar de la UD Mahón desde hace casi un siglo y uno de los grandes centros futbolísticos del mapa insular, pertenecerá en breve al Ayuntamiento de Maó. La propiedad del recinto, San Carlos SL, dio luz verde en la noche del jueves, tras una votación que la respaldó por absoluta mayoría, a la propuesta de 1,8 millones de euros que presentó el consistorio por la compra del templo unionista.

De 786 participaciones presentes y representadas (sobre las mil que comprenden la propiedad), 786, todas ellas, votaron en favor de aceptar la oferta del Ayuntamiento de Maó. En las fechas previas a la votación, en el entorno del club y de la misma propiedad –de la que la Unión posee alrededor del 11 por ciento, y una ingente porción del resto de accionistas están sentimentalmente muy ligados a la entidad– se palpó que esta se podía decantar partidaria a la operación de venta, pero las previsiones no aguardaban una posición tan favorablemente abrumadora (y se deduce que los accionistas que se mostraron en algún momento de la negociación contrarios a la operación, se hallarían entre las participaciones que no acudieron a votar).

Implicación

Noticias relacionadas

En ese sentido, desde la Unión se quiere «poner en valor» la disposición para con el club de San Carlos SL, puesto que la sociedad propietaria del campo, en su día fundamental para asegurar la supervivencia y continuidad de la UD Mahón a lo largo del siglo anterior, «también lo ha sido ahora, aceptando la oferta del Ayuntamiento», indican desde la actual directiva unionista. Y abundan. «San Carlos SL ha estado a la altura de las necesidades del club siempre; hace décadas lo hizo y de nuevo ahora lo ha hecho, demostrando que su amor a la Unión está por encima de otros intereses, permitiendo el paso necesario para garantizar la viabilidad del club».

Una vez aceptada la oferta del consistorio, el proceso de venta del legendario campo unionista, hasta la fecha único en su materia en la latitud insular que conservaba titularidad privada y que mantendrá su condición de instalación deportiva para proseguir siendo el hogar del club mahonés (que a su vez, y después de concluir una negociación con el consistorio que se ha prolongado durante más de un lustro y que ha incluido diversos equipos de gobierno y juntas directivas respectivamente, pone fin a decenios de agravio en parangón a otros clubs de la Isla, que se alojan en campos municipales a coste cero para sus arcas) se materializará antes de que finalice el presente año 2021, en función de la hoja de ruta trazada por el consistorio, tal y como confirmaron ayer a este diario desde el departamento de comunicación de la institución muncipal.

Una vez tenga por escrito la aceptación de la oferta por parte de San Carlos SL, lo que será en breve, el Ayuntamiento, que en su último pleno aprobó una modificación de crédito para llevar a cabo la operación, formalizará la compra de la instalación ante notario.