El delantero de Ciutadella descansa ya tras una temporada muy dura y exigente aunque con final feliz

3

La junta directiva del CE Mercadal que encabeza su presidente, Antoni Riudavets ‘Vila’, se ha puesto de lleno en manos del entrenador artífice de la soñada permanencia en la exigente Tercera División 2021-22, Lluís Vidal, para formar la plantilla de la próxima temporada de nuevo en categoría nacional. Una Tercera de nuevo compleja, con 16 equipos tan solo y en la que desde el Municipal de Sant Martí pretenden competir con una plantilla de unos 22 jugadores, entre los que entrará incluso algún foráneo. Sin embargo, en el capítulo de salidas, de momento la más significativa ha sido la del delantero ciutadellenc David Camps, autor de catorce goles y ‘pichichi’ del cuadro rojiblanco. Un adiós de Camps que se produce por decisión técnica del ‘míster’.

Una marcha del CE Mercadal que de entrada no sentó demasiado bien a David Camps, principalmente por inesperada, tras protagonizar un buen curso en líneas generales, en un año histórico con hasta siete descensos. El jugador de Ciutadella reconocía ayer a «Es Diari»– unos días después de conocer la noticia– que en ningún caso entraba en sus planes salir de Sant Martí.

Contrariado y respetuoso

«La verdad es que esperaba seguir en el CE Mercadal después de una temporada en la que hemos sufrido mucho y personalmente creo que he hecho una temporada muy buena, aportando al equipo mi grano de arena para salvarse», se sinceraba el jugador menorquín, añadiendo un tópico del fútbol español. «Pero el fútbol es así. Hay que seguir», decía Camps, quien regresó este año a la Isla tras su largo periplo peninsular en la Tercera División, donde se forjó un nombre, principalmente en el sur del país.

Camps explicaba ayer a este diario qué le habían argumentado desde la entidad mercadalenca para producirse su salida, de entrada, poco entendida en el mundo del fútbol insular. «Me llamaron, acudí a la oficina del club con los directivos y el presidente y me dijeron que no contaba conmigo el entrenador, a lo que respeté la decisión», explicaba Camps, dolido y a la vez comprensivo con la decisión de Lluís Vidal. «Sí, claro que sí lo respeto. Tendrá un proyecto en el que yo no entro pero aquí no se termina, eso sigue y da muchas vueltas en este mundo del fútbol. Le deseo lo mejor», lanzaba Camps, quien sí confirmaba a este diario que a sus 33 años, ya no se moverá de la Isla. «Seguiré en Menorca, tengo mi trabajo ya para todo el año y estoy en mi casa; necesitaba estar aquí», expresa el ‘killer’ insular, a quien no le caen los anillos ni le supone trauma alguno verse quizás en la Regional este próximo curso 2022-23. «Pues creo que ha llegado el momento quizás de disfrutar de la Regional menorquina con mis amigos y disfrutar jugando con ellos. Alguna oferta hay ya a valorar», avanzaba, sin tapujos, tras más de una década en Tercera y habiendo incluso renunciado a jugar en la Segunda División B (2ª RFEF).

Un Camps deseoso que un menorquín suba a Tercera. «Cuantos más equipos haya en Tercera en Menorca mucho mejor para la Isla y ojalá suba alguno», dijo, atento también él a esta posibilidad y para nada arrepentido de haber vuelto a casa. «Es la mejor decisión que he tomado, mi carrera está hecha allí y está mi currículum. Ahora toca disfrutar el fútbol de otra manera», subrayaba, orgulloso de sus catorce dianas este curso. «Hacerlos en Tercera Balear no es fácil, con la exigencia que hay cada año. Y tiene mucho mérito de todos, equipo, directiva y sobre todo la afición que ha creído en nosotros siempre y en todo momento. Mercadal será siempre de Tercera», acaba.