El CCE Sant Lluís sigue con ilusión pese al descenso

0

La herida de un descenso trágico sana cada vez más rápido en el CCE Sant Lluís a medida que se acerca la próxima temporada. «No fue una sorpresa que bajáramos. Veíamos la evolución del equipo y lo podíamos imaginar. Fue un chasco, pero estamos animados», afirma Catalina Fanals, presidenta del club. Y no es la única. Ese es el ambiente que se respira en Ses Canaletes y que ha impregnado a cada uno de los integrantes del ‘staff’ técnico y a las protagonistas del terreno de juego.

Para la 2022-2023 veremos caras conocidas, como las de las hermanas Seguí (África, Ainhoa y Ariadna) o la de Paula Seguí, quien también ha estado en el diario dando sus impresiones; pero además habrá muchas piezas nuevas que se adhieren al proyecto. «Teníamos jugadoras de fuera que habíamos traído para jugar en Primera Nacional y este año no estarán, así que estamos intentando confeccionar un nuevo equipo», comentaba Fanals.

Dicho y hecho. Son siete las caras nuevas, que junto a las tres incorporaciones del equipo amateur, formarán la nueva guardia que pretende luchar por hacer cosas importantes, aunque se espera que sea «más a largo plazo».

Así lo piensa su nuevo entrenador, Lluís Muñoz, con quien también hemos podido hablar: «Tendrán un proceso de adaptación. Son chicas que tienen un previo paso por el fútbol once en categorías inferiores, pero vienen mayoritaria y principalmente de jugar fútbol sala».

No obstante se confía mucho en su progresión, aprendizaje y rápida aclimatación a ambas las medidas del estadio como al resto de la plantilla. Y no es casualidad que cuerpo técnico y directiva se hayan fijado en estos refuerzos. Todas tienen algo en común: juventud y compromiso en el proyecto. «Son chicas jóvenes y que no tienen intención de salir de la isla, así que tienen años por delante aquí con nosotros», añadía Muñoz, al igual que Paula nos confirmaba que la intención del club es «trabajar bien con las jugadoras que tenemos aquí para que en un futuro no tengamos que vernos obligadas a fichar a tanta gente de fuera».

Un llamamiento claro a la prosperidad de este deporte en la Isla y una invitación en palabras de la propia presidenta a las todas las mujeres futboleras para que se unan al club: «Entre el UE Sami y nosotros somos los referentes en Menorca del fútbol femenino. Si hay chicas que están interesadas en jugar, que sepan que aquí serán bien recibidas»

Fundamentos claros que prometen augurar un futuro brillante de esta sección renovada, aunque el condimento especial lo quieren encontrar en su afición. «Que sigan apoyando y que vayan con ilusión. Intentaremos jugar bien al fútbol y al ataque», concluye el ‘míster’.