Imagen de aficionados del Real Madrid mostrando sus bufandas y banderas. | Twitter: Real Madrid

El Real Madrid desmiente en un comunicado que aficionados del equipo rival no vayan a poder acceder al estadio Santiago Bernabéu y defiende que ha concedido a su rival en los cuartos de final de la Copa del Rey, el Atlético de Madrid, el mismo número de entradas que recibió para el derbi liguero del estadio Civitas Metropolitano, 334.

«El Real Madrid no ha prohibido nunca la entrada al estadio Santiago Bernabéu a aficionados con camisetas del equipo rival. Así ha sido siempre, tal como se puede constatar en cada partido celebrado en nuestro estadio, y así seguirá siendo», desmiente el club blanco con rotundidad en su primer punto tras las informaciones de las últimas horas.

De la misma manera, el Real Madrid explica la razón por la que ha cedido 334 entradas al Atlético de Madrid para el derbi copero pese a tener una petición mayor. «Con respecto al número de entradas que el Real Madrid ha puesto a disposición del Atlético de Madrid para este próximo partido, nuestro club quiere dejar claro que el número de entradas cedidas al Atlético de Madrid es el mismo que el Real Madrid recibe cuando visita el estadio Metropolitano, correspondiendo a lo acordado por ambas entidades en el marco de la extraordinaria relación que mantenemos», aclaró. Además, quiso «dejar constancia de que la venta y cesión de entradas para el Santiago Bernabéu cumplen en todo momento y desde siempre las normativas vigentes en cada competición».

El FC Barcelona, por su parte, no impedirá que los seguidores de la Real Sociedad vistan los colores blanquiazules ni luzcan la simbología de su equipo en el partido de este miércoles en el Spotify Camp Nou, porque el mismo no está considerado de «alto riesgo». Solo en ese caso se activa un protocolo de seguridad, según informó a EFE un portavoz de la entidad azulgrana, pero no en el caso del enfrentamiento copero de esta noche.

Cuando un encuentro es declarado de 'alto riesgo', como los clásicos, los derbis, encuentros de competición europea o de rivalidad, principalmente, el Barcelona recuerda en su página electrónica que «se denegará el acceso al estadio a aficionados con vestimenta o emblemas del equipo rival», unos seguidores que tienen que adquirir sus entradas contactando con su club.

Ese mensaje había aparecido en la víspera en la web de la entidad azulgrana, pero ya no figura y ha sido cambiado por otra información en la que se aclara que «con el fin de preservar la seguridad del evento y cumplir con la normativa aplicable», el club catalán podría «prohibir el acceso y/o expulsar del estadio a quienes exhiban elementos de animación del equipo visitante y/o de cualquier equipo rival fuera de la zona habilitada por la afición visitante».

Sin embargo, el partido de esta noche no es declarado de «alto riesgo», a diferencia, por ejemplo, del partido del pasado 31 de diciembre ante el Espanyol, un derbi, declarado de alto riesgo, y en el que se impidió que los seguidores periquitos acudieran al Camp Nou con simbología de su equipo para evitar cualquier tipo de tensión en las gradas.