Eden Hazard, centrocampista de la selección belga, durante una sesión de trabajo. | JOHN SIBLEY

La generación de oro del fútbol belga se apaga. Como parece haberlo hecho ya para siempre su actual capitán, Eden Hazard. Qatar 2022 será la última oportunidad para los futbolistas que han transformado, junto a su arquitecto, el español Roberto Martínez, a un país de 11,59 millones de habitantes en una referencia. Este miércoles, frente a Canadá, inician un nuevo camino.

Los protagonistas han reconocido que en Rusia 2018 vivieron su mejor momento. Un Mundial que acabó siendo el mejor de su historia tras lograr el tercer puesto. Un gol de Januzaj frente a Inglaterra les llevó por el lado ‘duro’ del cuadro. Agónica e inverosímil victoria frente a Japón, eliminar en Brasil en cuartos de final fue el culmen. En semifinales, un gol del francés Umtiti frustró el gran sueño de llegar a la gran final.

Sin embargo, el tercer lugar se celebró debidamente en Bélgica. Las dudas respecto al talento sin cohesión yacieron ahí, pero ahora han aflorado otras. La derrota 1-2 en el último amistoso frente a Egipto, Romelu Lukaku, máximo artillero de su historia con 68 dianas, lesionado, y un Hazard que está a años luz de aquella cita en Rusia.

En los últimos días se ha hecho viral un vídeo de los mejores momentos de Eden en aquel Mundial. El tope de su carrera que ahora queda tan lejos. Pero Roberto Martínez sabe que tiene que recuperarle. El mensaje hacia su capitán siempre ha sido positivo: «le necesitamos». Y así lo ha reflejado en sus alineaciones. En Bélgica tiene el hueco que en Real Madrid no.

En los nueve partidos que han jugado los ‘red devils’ en 2022, Hazard ha sido titular en siete, siendo el futbolista que más faltas ha recibido -18-. Sin embargo, esta temporada ha jugado seis en el Real Madrid, siendo titular en la mitad y no jugando los 90 minutos en ninguno de ellos. Es más, en los últimos dos meses solo se ha puesto la camiseta blanca en 71 minutos.

Un color que no podrá lucir con su país, ya que, tras renunciar a portar el brazalete "One Love" porque la FIFA amenazó con la imposición de sanciones deportivas, tampoco lucirán su segunda equipación que incluye colores arcoíris inspirados en los fuegos artificiales del icónico festival de música Tomorrowland, tiene en el cuello la palabra «love». Esta camiseta se creó para «simbolizar los valores de diversidad, igualdad e inclusión», según se dijo en su presentación, y, finalmente, no será usada durante la primera fase.

Una estancia en la que el primer rival será Canadá. Liderada por Alphonso Davies y Jonathan David. Ambos han guiado a su selección a un Mundial por segunda vez en su historia, y 36 años después del único que disputaron, en México’86 donde hicieron las maletas en la fase de grupos. Eso sí, no ha sido hasta el día antes cuando se ha confirmado la presencia de este en el partido frente a Bélgica.

El lateral del Bayern de Múnich ha tenido una vida llena de dificultades pasando por un campo de refugiados, una miocarditis a principios de año como consecuencia de la covid-19 y una lesión muscular casi le deja fuera de Qatar 2022. No lo hizo e incluso podrá jugar en el estreno, según confirmó su técnico en rueda de prensa. «Ha podido entrenar con total normalidad y está sonriendo. Es fantástico», desveló. «Este es su momento, su Mundial. Está poniéndose a punto y estamos ultimando los últimos detalles. La mentalidad ayuda a que las lesiones se curen un poco antes. Él quería jugar y nuestro personal médico ha puesto su granito de arena», amplió.

Alineaciones probables:

Bélgica: Courtois; Meunier, Debast, Alderweireld, Vertonghen, Carrasco; Witsel, Tielemans; De Bruyne, Hazard, Openda.

Canadá: Borjan; Johnston, Vitoria, Miller, Davies; Buchanan, Hutchinson, Koné, Hoilett; Larin, Jonathan David.

Árbitro: Janny Sikazwe (Zambia)

Estadio: Ahmad Bin Ali.

Hora española: 20:00