Primer plano de una de la última prueba celebrada en el puerto, en verano de 2019. | MARTÍNEZ STUDIO

1

El puerto de Maó gana presencia. No en vano, la rada menorquina, a raíz de la decisión de la organización de la 52 Super Series, y dentro del contexto del circuito de los denominados ‘Fórmula Uno’ del mar, crece enteros en cuanto a la importancia de la prueba que, promovida por el Club Marítimo de Mahón, albergará entre finales de septiembre y los albores del próximo mes de octubre.

El motivo, que a raíz de la pandemia del coronavirus, se ha optado por focalizar la totalidad de las pruebas en España así como reducir el número de las mismas, en función de las dificultades e incógnitas que se presumen para poder desplazarse en los próximos meses a enclaves como Portugal o Francia, países que se habían concertado como sedes, con motivo de las restricciones y normativa anti covid. Así, serán un total de cuatro pruebas las que sustanciarán el calendario del 52 Super Series 2021, siendo Menorca la tercera y antepenúltima cita de una hoja de ruta que inaugurará su itinerario en Valencia Mar Marina (del 12 al 17 de julio), continuará en Puerto Portals, Mallorca (23-28 de agosto) y lo terminará en el RCN Palma, del 1 al 6 de noviembre. Entre las dos competiciones en la vecina isla devendrá, del 27 de septiembre al 2 de octubre, la cita de Maó, donde además retorna la competición tras dos años de ausencia.

Al incremento de importancia de las cuatro pruebas que configuran el nuevo calendario de 2021 le es paralela la decepción que ha significado para Cascais, Saint Tropez o Bayona, así como en el seno de la organización, la necesidad de prescindir de tales puertos para readaptar el nuevo guión de competición, si bien se les garantiza un hueco para 2022.