Sergio Martos | S.M.

1

Dicen los expertos que en el mundo del tenis una pareja de dobles debe complementarse mutuamente para conseguir un balance en su juego. Y en estas está el tenista de Ciutadella, Sergio Martos, que tras finalizar el 2021 en el número 148 ATP mundial de dobles, quiere afianzarse entre los cien mejores del planeta logrando una pareja de juego estable. Así lo ha reconocido a este diario Martos, quien se encuentra esta semana disputando sus primeros trofeos Challenger del 2022 en Quimper (Francia), de momento junto al tenista portugués, Francisco Cabral. Ello en un inicio de año al que la covid-19 le ha trastocado un tanto los planes al menorquín, ya que inicialmente debía realizar una gira sudamericana, con un tenista de Colombia.

Mientras da inicio por tanto a su temporada 2022, finalmente por Europa– primero con el raqueta colombiano y desde febrero con uno de Nueva Zelanda–, el ciutadellenc tiene claro que quiere una cierta regularidad este año, en cuanto a su pareja tenística, con el reto puesto en llegar a disputar algunos torneos ATP, de la primera categoría mundial. «Este 2021 he enlazado bastantes semanas con la misma pareja y prácticamente solo he competido con cuatro o cinco tenistas pero mi intención clara ahora es la de intentar encontrar una estabilidad en este sentido», señalaba ayer Martos a este diario. O sea, «intentar enlazar al menos 2-3 meses con el mismo tenista, con una pareja más regular. Este aspecto ayuda mucho en los dobles, ya que te conoces mucho más y todo es mucho más mecánico», analiza el menorquín, que tiene claro que cuanto mejor es su ránking ATP, más fácil será encontrar una pareja de nivel.

El gran reto, jugar torneos ATP

Deportivamente el objetivo es muy claro. Si el sueño final sería disputar torneos ATP, «lo primero este 2022 pasa por ir ganando más finales que se nos han escapado por detalles este 2021», manifestaba Martos, que este curso anterior llegó a jugar siete finales en Challenger.