Nadal reconoció que necesita «días» y entrenar para recuperar poco a poco su mejor estado de forma. | Susan Mullane

5

El español Rafa Nadal aseguró este miércoles, tras perder ante el croata Borna Coric en su estreno en Cincinnati tras casi un mes y medio de baja, que «'no estaba listo para ganar», y reconoció que la lesión en los abdominales sufrida en Wimbledon todavía condiciona su juego y le impide competir al cien por cien. «Obviamente no jugué mi mejor partido. Es algo que puede pasar, históricamente este torneo es difícil para mí. Regresaba después de un período complicado. Pero esto es algo fácil de aceptar, es fácil decir 'felicidades a Borna', simplemente fue mejor», dijo Nadal en la rueda de prensa posterior al encuentro del LindnerFamily Tennis Center.

Noticias relacionadas

Nadal reconoció que necesita «días» y entrenar para recuperar poco a poco su mejor estado de forma, tras rendirse por 7-6(9), 4-6 y 6-4 ante Coric. «Muchas veces hice cosas positivas regresando de unas lesiones, pero en este caso es obvio que no estaba listo para ganar hoy», dijo el mallorquín. Pese a las dificultades, Nadal había conseguido igualar el partido en el segundo set y también tuvo un 0-30 con Coric al saque en el tercer parcial que pudo cambiar la historia del encuentro. «Si no sabes aprovechar esas ocasiones, pierdes. Pero sé el camino, lo más importante es estar sano. Vengo de una lesión difícil de gestionar. Con los problemas en los abdominales nunca sabes cuando te has recuperado al cien por cien», dijo.

Destacó su agradecimiento con la organización del torneo y con los aficionados que le alentaron en la pista central, aunque consideró que «por alguna razón nunca» tuvo «las mejores sensaciones» en este evento. «Es difícil analizar el partido. Cuando tienes una cicatriz, la línea es muy pequeña. Cuando la cicatriz no tiene mucha flexibilidad, tienes que tener cuidado en cada momento», afirmó. «Probablemente haré algún test para estar seguro de que todo está bien. Pero entrené mucho mejor de cómo jugué hoy. No pasa nada», insistió. El próximo desafío de Nadal será el Abierto de Estados Unidos, que comenzará el próximo 29 de agosto y es un torneo en el que tiene «recuerdos fantásticos».