Un grupo de voluntarios del proyecto de recuperación posan junto a la barraca. | Martí i Bella

La ‘Martí i Bella’ vuelve a tener en marcha uno de sus proyectos más emblemáticos: el Grup d’Intervenció sobre Béns Etnològics (Gibet). Los socios y voluntarios de la entidad se han puesto en marcha recientemente con los trabajos de recuperación de una gran barraca que se encuentra junto a la carretera de acceso a la playa de Son Saura, en el término municipal de Ciutadella.

Se trata, explican desde la entidad, de la primera ocasión en la que actúan sobre un bien en un terreno que no es público, ya que pertenece a la Fundación Torre Saura. Su labor está consistiendo en el acondicionamiento del entorno del bien etnológico para que posteriormente acometa la restauración un experto en la materia, Biel Pons. Los trabajos preliminares han permitido comprobar que la bóveda de la construcción no está dañada.

Sin embargo, desde Gibet tienen la vista puesta en que se les dé luz verde desde el Ayuntamiento para actuar en la recuperación del antiguo cementerio civil de Ciutadella, un trabajo en este caso para el que requerirán de los servicios de una empresa especializada como apoyo. La intención de la ‘Martí i Bella’ es que una de esas dependencias, la de la sala de autopsias, les sea cedida para guardar el material de Gibet.

La presidenta de la entidad, Carmela Sánchez, avanza que hay buena sintonía con el Ayuntamiento para sacar adelante un proyecto que esperan poder ejecutar a lo largo del próximo año.