Previous Next
1

Viento, lluvia, granizo y frío. Menorca estrenó este viernes el tiempo invernal, coincidiendo con la llegada del mes de diciembre. Las temperaturas mínimas bajaron de los tres grados, llovió durante todo el día y sopló viento de tramontana, con rachas que alcanzaron los 63 kilómetros por hora.

En solo dos días los termómetros han bajado hasta ocho grados. Si el miércoles la mínima registrada en el Aeropuerto por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) fue de 10,8 grados, este viernes descendió hasta los 2,9 grados.

En cuanto a las precipitaciones, donde más llovió fue en Ciutadella, donde cayeron este viernes hasta 24,6 litros por metro cuadrado (hasta las 19 horas), según el portal Metoclimatic. Sorprendió una granizada durante el mediodía, que incluso obligó a las 13.15 horas a cerrar la carretera de Cala Morell, en Ciutadella, desde la Torre d'en Quart hasta la urbanización, donde se registraron algunos incidentes (en forma de patinazo por parte de varios vehículos), aunque no revistieron gravedad. La carretera se abrió sobre las 17 horas.

Para este sábado, las previsiones apuntan a que el mal tiempo continuará. Las probabilidades de que siga lloviendo son del cien por cien, y las temperaturas oscilarán entre los 3 y 10 grados. Incluso existe la posibilidades de que caigan algunos copos de nieve en la cima de El Toro, ya que la cota está fijada en los 300 metros.

Para este domingo, el tiempo mejora, pero aún hará frío, con mínimas de entre 4 y 5 grados. Las lluvias seguirán estando presentes por la mañana, aunque por la tarde del domingo irán desapareciendo. El viento soplará aún con fuerza, con rachas que pueden llegar a los 60 kilómetros por hora. La situación se normalizara el lunes, con un repunte de temperaturas, con mínimas de entre siete y ocho grados.

Este viernes por la tarde se activó en Menorca la alerta naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros. Estará vigente hasta la medianoche del domingo, por vientos del norte de fuerza 8 y olas de hasta cuatro metros.