La ampliación del parque solar estaba pendiente de la convocatoria que se publicó este jueves | Gemma Andreu

10

El Boletín Oficial del Estado publicó este jueves la primera convocatoria específicamente balear de ayudas a la inversión en instalaciones fotovoltaicas, la llamada subasta de renovables. A partir de este viernes los promotores de parques solares ya pueden optar a los 40 millones (la partida es ampliable en 20 millones en función de la demanda) que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) invertirá con la ayuda de fondos europeos para impulsar la transición energética.

Los promotores –entre los que se encuentra con toda seguridad la empresa Ceconat, impulsora de la ampliación de Son Salomó– tienen tres meses para elevar sus proyectos a una convocatoria que presenta como gran novedad la financiación de instalaciones desde 100 kilovatios, con lo que podrán optar proyectos en cubiertas para el autoconsumo, aunque de considerables dimensiones. En cualquier caso todos los proyectos deben ser una realidad antes del año 2022.

Aunque tradicionalmente las subastas de renovables han sido copadas por los promotores de grandes proyectos, la balear hará más atractiva económicamente la apuesta por los parques menores, los que más encajan con la especificidad territorial. En este sentido obtendrán más puntuación a la hora de establecer el reparto de fondos los proyectos conectados a la red de distribución (los que ocupen hasta cuatro hectáreas).

También se introduce la novedad de que podrán presentarse proyectos que no hayan finalizado su tramitación ambiental, eso sí, siempre que no superen las diez hectáreas. El objetivo es que la convocatoria, al margen de para dar el último empujón a los proyectos en fase final de tramitación o ya autorizados, sirva también para estimular la presentación de nuevos proyectos de pequeñas dimensiones.

No obstante, el sistema de puntuación del procedimiento con concurrencia dará más valor a aquellos proyectos ya en trámite. En el conjunto de Balears son 22 –el mayor de ellos Son Salomó–. En Menorca, contando el mencionado, hay cinco más que suman una potencia de algo más de ocho Megavatios. Entre ellos hay algunos, como el de Lanzell, cuyos promotores se han interesado por reactivarlo gracias a la subasta, aunque falta por confirmar que se presenten.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y el director de Renovables del IDAE, Joan Groizard, reunieron ayer a los principales promotores de renovables –incluida Endesa– para presentarles las ayudas y animarles a presentarse a la convocatoria.

El impulso final para Son Salomó: espera recibir unos 8 millones

Las ayudas públicas para la implantación de renovables darán el empujón definitivo a la ampliación del parque de Son Salomó. Uno de los promotores de la instalación mostraba ayer su satisfacción por ver el camino despejado «después de doce años de lucha». El proyecto, el más grande de los que están en tramitación y que permitirá a Menorca alcanzar el 20 por ciento de renovables, podría recibir, según las estimaciones de la empresa, entre siete y ocho millones de euros, dependiendo del coste final de la ampliación, que se moverá en torno a los 35 millones.

Ya con toda la tramitación a punto, a Son Salomó solo le falta cerrar la conexión con la subestación eléctrica de Ciutadella. Ya tiene la autorización administrativa para el acceso a la subestación, pero falta que Red Eléctrica revise técnicamente el proyecto, que recibirá de forma inminente, aunque el operador del sistema sufre un cierto atasco por el aluvión de proyectos que está recibiendo en toda España. En cualquier caso la intención de los promotores es que las obras puedan arrancar después de la temporada.