El alcalde José Luis Benejam y el concejal Cristóbal Marqués | Josep Bagur Gomila

2

El Ayuntamiento de Alaior exige celeridad al Consell en la tramitación del interés general del proyecto de electrificación de la ampliación del polígono industrial. Lleva dos años tramitándose y sin poder dar avance al proyecto «más importante para el desarrollo económico» del municipio y su tejido industrial. El polígono no puede crecer por falta de suministro eléctrico.

El equipo de gobierno municipal recuerda que la Junta de Compensación del polígono industrial Fase II de Alaior presentó el proyecto ante el Consell en el mes de septiembre de 2017. Según relata, a finales del año pasado el Ejecutivo insular pidió una modificación del proyecto, en concreto, el departamento de Carreteras, que puso objeciones a que el trazado discurriera por la carretera general.

En concreto, el proyecto contempla un tendido que avanza desde el polígono de Alaior hacia la Costa de Llimpa y continua por el Camí d’en Kane hasta llegar a la entrada de Es Mercadal, en la zona de la rotonda de la apisonadora, para luego discurrir unos 200 metros hasta la subestación de Es Mercadal por la carretera general.

Los empresarios impulsores de esta iniciativa modificaron el proyecto para solventar el obstáculo. Estos 200 metros discurren por una finca privada, en concreto, por la zona próxima a Sa Farinera, hasta conectar con la subestación. Pero ahora es la Dirección General de Recursos Hídricos quien «pone pegas» a este nuevo trazado.

El Ayuntamiento de Alaior lamenta que «la petición de una alternativa al proyecto presentado» llegara un año y cuatro meses después de darle registro de entrada. Y que ahora «tampoco agrade» está indignando al equipo de gobierno, quien agrega que «pedimos que se pongan de acuerdo de por donde quieren que pase el cableado y se subsanará» pero «un proyecto tan importante no puede estar pendiente de que ahora pase por aquí, ahora por allá, ya no era lógica la primera modificación solicitada». Y asevera que «solo pedimos que den el permiso».

Esta tercera fase del polígono industrial de Alaior lleva 17 años esperando ser electrificada. Los empresarios no tienen opciones para levantar nuevas naves, aunque haya 70 parcelas vacías y disponibles en esta zona ampliada del polígono.