Cristina Gómez y Mae de la Concha, durante una comparecencia conjunta dos años atrás. | Josep Bagur Gomila

33

La secretaria general de Podemos en Balears y consellera de Agricultura del Govern, Mae de la Concha, aprovechó la última reunión del Consejo Ciudadano Autonómico (CCA), el pasado sábado, para responder a las críticas de algunos círculos por el modo en que se había gestionado el caso de los complementos por residencia de los altos cargos del Govern de 22.000 euros.

De la Concha —según han informado personas presentes en la reunión y luego ha confirmado este diario— aseguró que se expresó mal, y que fue «un error de comunicación», cuando dijo en una entrevista de radio que no podría trabajar sin ese complemento que reciben cargos del Govern que tienen su domicilio fuera de Mallorca.

En la reunión, aunque no de manera presencial sino conectada desde Menorca, participó Cristina Gómez, la dirigente de esa Isla que, días atrás, se había mostrado más crítica y liderado la petición de explicaciones.

Asunto zanjado

De la Concha —acompañada del secretario de Organización autonómico y diputado, Alejandro López— aseguró que es el reglamento estatal el que recoge todo lo relativo a las asignaciones y que, en su caso, cede parte del sueldo (se queda con el equivalente a tres veces el salario mínimo) y que también están sujetos a retención del partido otros complementos.

Mae de la Concha no dimitirá. Ni como líder de la formación morada en las Islas ni como consellera del Govern. Esta posibilidad se llegó a barajar coincidiendo con el debate de Presupuestos de diciembre. La presidenta Armengol y algún conseller del ejecutivo balear conversaron con De la Concha y ésta les dijo que había quedado «afectada» pero que seguiría.

«Es un asunto zanjado y todo está explicado», dijeron este martes desde Podemos.