El acuerdo entre promotores, Consell y Martí i Bella se ha firmado este martes en la sede del Consell. | Gemma Andreu

11

La empresa promotora Ceconat, el Consell, la propiedad de la finca y la sociedad histórico arqueológica Martí i Bella han firmado esta mañana un acuerdo a cuatro partes que permitirá la ampliación del parque solar de Son Salomó en 68 hectáreas frente a las 104 previstas inicialmente. Esta es la primera y más importante cesión de la promotora, que tendrá que recurrir a placas más eficientes para mantener la capacidad de producción prevista de 49,8 Mwh.

DOCUMENTO | Acuerdo para la ampliación del parque solar de Son Salomó (PDF)

Las obras comenzarán después del verano y la entrada en funcionamiento, incluyendo la intervención de Red Eléctrica, responsable de las acometidas en la subestación de Ciutadella, se calcula por parte de la promotora en el segundo trimestre de 2021. La inversión prevista es de 40 millones.

La Martí i Bella registrará una nueva delimitación de BIC de Punta Nati y retirará los contenciosos merced al acuerdo extrajudicial que han alcanzado con el Consell. Este, por su parte, instalará cartelería, una plataforma de observación del paisaje cultural del entorno e itinerarios de visitas.

Todos han expresado su satisfacción por un acuerdo negociado durante cuatro años y que finalmente hará compatible la preservación de los bienes patrimoniales con la generación de enrgía limpia.

"De enhorabuena"

La vicepresidenta del Consell de Menorca y consellera de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera, Maite Salord, ha apuntado que «la voluntad del Consell ha sido desde 2015 conciliar el mantenimiento de los bienes etnológicos de Menorca con la urgencia de avanzar en la penetración de fuentes de energía renovables. Estamos, por tanto, de enhorabuena».

Por su parte, el representante de Ceconat, Luis Redondo, ha señalado que «se ha demostrado que es posible hacer compatible la ampliación del parque fotovoltaico con la preservación del patrimonio etnológico, y ésta ha sido siempre nuestra intención». Además, ha asegurado que la potencia del parque no se habrá visto afectada y, a pesar de las reducciones, se mantienen los casi 50 megavatios de potencia prevista inicialmente. Redondo también ha informado que las obras se iniciarán tras el verano y que podrían acabar en el segundo trimestre de 2021.

Finalmente, el presidente de la 'Martí i Bella', Àngel Roca, ha mostrado su satisfacción tras un proceso de negociación «largo y difícil» y ha valorado positivamente el compromiso de Ceconat y el Consell de Menorca en la rehabilitación de los bienes y el itinerario de visitas guiadas.

El parque ocupará finalmente los polígonos 4 y 5. Está reducción, no obstante, permite mantener, con una serie de soluciones técnicas, la potencia de 49,8 megavatios del parque fotovoltaico. Ceconat se compromete también a construir las instalaciones del parque de manera que se preserve la fisonomía del paisaje rústico de Menorca y a conservar y rehabilitar, en un plazo de ocho años, las construcciones etnológicas de la superficie ocupada por el parque.

El Consell de Menorca se compromete, por un lado y dentro de un plazo de dos años, a instalar elementos de señalización y cartelería en el polígono 3, que finalmente queda fuera del parque, a establecer y gestionar un itinerario de visitas por el interior de este polígono y hasta el límite norte del termino de Son Salomó y a instalar una plataforma elevada para la observación del paisaje de Punta Nati.

Por otro lado, el Consell llevará a cabo en un plazo de 8 años la rehabilitación completa de los bienes etnológicos del polígono 3. Por su parte, la propiedad también firma este acuerdo, autorizando al Consell a llevar a cabo todas estas actuaciones.

Finalmente, la Sociedad histórico arqueológica Martí i Bella se compromete a registrar frente al Consell de Menorca una nueva delimitación para la propuesta de incoación de la zona de Punta Nati como BIC, que sustituirá la que presentó en 2017. La nueva delimitación presentada deja fuera del límite del BIC el polígono 4 que será ocupado, junto con el polígono 5, por el parque fotovoltaico, y en cambio, incorpora en el BIC el polígono 3.

Con este acuerdo se da por finalizado el conflicto iniciado hace cuatro años a raíz de las diferentes posturas sobre la ampliación del parque fotovoltaico de Son Salomó, cuando la 'Martí i Bella' se posicionó en contra del proyecto considerándolo incompatible con la preservación del paisaje y los bienes etnológicos de Menorca.