El edificio de pisos de la calle Degollador de Ciutadella tuvo problemas de okupación y fue desalojado el pasado marzo | Gemma Andreu

4

El Govern, a través del Ibavi, explora la posibilidad de comprar a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) el edificio de pisos de la calle Degollador de Ciutadella, que tuvo problemas de okupación y fue desalojado el pasado marzo. Esta iniciativa responde a la petición del propio Ayuntamiento, que debatirá la cuestión en pleno a propuesta del equipo de gobierno, tal y como anunció este jueves la alcaldesa Joana Gomila, durante la visita del conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí.

El bloque consta de 23 viviendas y 21 plazas de parking, y en la actualidad la Sareb las tiene a la venta en su web por precios que oscilan entre los 87.000 y los 134.000 euros.

Marí mostró este jueves su disposición a negociar esta posible compra si el precio se ajusta a los intereses públicos, de hecho ya ha habido un primer contacto con el ‘banco malo’ y se analiza realizar una inspección ocular y técnica para saber en qué estado se encuentran las viviendas; pero la logística es complicada porque ahora mismo están tapiados. Gomila cree que es una oportunidad de lograr vivienda social dada la escasez de suelo público para este fin en el municipio.