Lugar elegido para construir el cambio de sentido, una recta con buena visibilidad a la altura de la entrada a Sant Vicenç d’Alcaidús | Gemma Andreu

19

Las directrices paisajísticas incluidas en el planeamiento insular impiden cualquier solución basada en desdoblamiento en altura de la carretera, no solo se elimina el puente sino que en los lugares donde se de prioridad al criterio paisajístico no podrán aplicarse soluciones de este tipo.

Si hubiere cambio de gobierno y este defendiera la solución del desdoblamiento en altura, primero tendría que afrontar la prolija tarea de modificación del PTI y cambiar las directrices paisajísticas del mismo.

El blindaje del PTI es uno de los aspectos que más ha criticado el PP, cuyo gobierno en la etapa 2011-2015 diseñó la opción puentes como alternativa de seguridad y fluidez para la carretera. Desde entonces ha mantenido la apuesta, aun sabiendo que ya no tendría recorrido.       

Entre tanto, la izquierda, en el gobierno desde 2015, ha buscado el modo de demoler las estructuras que quedaron a medio construir con una justificación legal. Esta llegó a través del decreto covid del Govern del año pasado con medidas para la recuperación económica a través del cual se modificó la ley balear de carreteras para introducir el criterio paisajístico como aval para destruir los puentes de la polémica.