Las ayudas al autoconsumo han sido presentadas en el Centre Bit, en Alaior | GIB

5

El Govern balear ha recibido 101 solicitudes de Menorca de un total de 952 de toda Balears para las ayudas al autoconsumo, según ha confirmado este miércoles el conseller de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes.

Mallorca con 700 solicitudes y Eivissa y Formentera con 135 de Ibiza completan el listado de peticiones para apostar por las energías limpias.

Yllanes ha destacado el impulso para la transición energética que supondrá la llegada de 230 millones de euros procedentes de los fondos europeos, y ha pedido al tejido productivo de Menorca que apueste por la democratización de la energía y el proceso de descarbonización.

«Disponemos de 41 millones de euros para conseguir este reto, basado en tres ejes de actuación: la reducción del consumo y la mejora de la eficiencia energética, la descarbonización de la movilidad y el despliegue de la red de puntos de recarga, así como el fomento de las energías renovables a través del autoconsumo, especialmente en las áreas urbanas», ha precisado.

La convocatoria, que se abrió el pasado 20 de septiembre, prevé ayudas adicionales en la instalación de pérgolas fotovoltaicas para cubrir aparcamientos y cambiar uralita de las cubiertas industriales por placas solares.

«La transición energética es crucial y los fondos europeos representan una oportunidad para acelerar los objetivos fijados antes de tiempo. Estos próximos años son trascendentales para conseguir llegar a un punto de inflexión y limitar el calentamiento global, porque en caso contrario serán muy graves», ha destacado.

«Menorca es un territorio ideal para impulsar el modelo energético descentralizado que desde el Govern se está impulsando, y el autoconsumo es clave para conseguir la soberanía energética.

Las ayudas para baterías pueden alcanzar el 70%, aunque queremos ser más ambiciosos y acelerar las actuaciones de cada uno de los tres ejes con los que trabajamos», ha añadido.

Las convocatorias y los programas que ya están en marcha para la transición energética cuentan con un presupuesto de 41 millones de euros, que se sumarán a los 230 millones de euros de los fondos europeos.