Noviembre, mes especialmente lluvioso en Menorca | Gemma Andreu

3

Desde la Aemet consideran «extraordinario» el fenómeno meteorológico que ha afectado al archipiélago balear la última semana, no tanto por los registros de viento, lluvias o temperaturas que pueda haber dejado, sino por su extensión temporal.

«Empezó entre el viernes y el sábado pasado y ha durado toda la semana», afirman desde la sede del ente estatal en Palma. «Lo normal es que estas borrascas duren dos o tres días, pero no más», y también es habitual que pueda acarrear fuertes tormentas, como ha sucedido.

La lluvia acumulada

Hasta el viernes, la media de precipitaciones en Menorca era de 138 litros por metro cuadrado y había llovido 60 litros más, es decir un 77 por ciento más, de lo que es habitual para todo el mes de noviembre.

Por estaciones meteorológicas, la que más cantidad de agua ha acumulado en este undécimo mes del año es la de Es Mercadal, con un registro de 183,8 litros por metro cuadrado, seguida de la del aeropuerto con 169,9 litros, la de Cala Galdana con 103,4 y la de Ciutadella con 97 litros.

En cuanto a la jornada más lluviosa, fue la del día 4, cuando en Es Mercadal se recogieron 76,2 litros por metro cuadrado, mientras que el jueves 11 fue cuando hubo unas precipitaciones más generalizadas, con 50,4 litros caídos en Es Mercadal, 40,2 en Ciutadella, 30,4 en Cala Galdana y 28,8 en el Aeropuerto de Menorca.

En lo que se refiere al viento, las rachas más fuertes se produjeron los primeros días de la borrasca, siendo la más alta la de 95 kilómetros por hora que marcó el anemómetro del aeródromo de Maó marcó el día 6. Luego, los días sucesivos (del 7 al 9) se registraron 93, 68 y 85 kilómetros por hora, respectivamente.

Los próximos días

Después que la borrasca Blas culminara su periplo por el cielo balear durante este sábado, desde la Aemet apuntan que a partir de este domingo habrá la entrada de otro frente frío que traerá de nuevo la inestabilidad meteorológica. Se prevé que haya intervalos nubosos aumentando a nuboso o cubierto durante la mañana, con lluvias y chubascos. Las temperaturas irán en descenso a partir del mediodía y el viento será de componente norte y nordeste.

Para este lunes, se espera que haya un cielo cubierto, con lluvias y chubascos generalizados, ocasionalmente acompañados de tormenta que podrían ser localmente fuertes y persistentes. Los termómetros experimentarán pocos cambios durante la noche y por el día irán en descenso. Y el viento del norte irá aumentando a intervalos de fuerte a partir de la tarde. Asimismo, se prevé que esta situación se prolongue durante la semana, con un tiempo que continuará siendo desapacible.