Dos transeúntes con mascarilla por las calles de Ciutadella durante la pasada Navidad, que dio lugar a la tercera ola pandémica

23

Con el nuevo ‘semáforo covid’ aprobado este martes por la Comisión de Salud Pública aumenta la posibilidad de que las restricciones vuelvan a Menorca, ya que tanto en los indicadores de transmisión del coronavirus como en los de capacidad asistencial, al menos en el de ocupación de camas de críticos, está en nivel 3 o riesgo considerado alto de propagación de la pandemia. El documento es una guía que las comunidades autónomas toman como referencia para luego decidir las medidas para controlar la pandemia.

A pesar de que con la revisión se flexibiliza el parámetro de la incidencia acumulada y se eleva el riesgo bajo de transmisión de 50 a 100 casos por 100.000 habitantes, la realidad es que la Isla hace un mes que supera ese centenar de casos.

El semáforo del Ministerio de Sanidad considera la situación controlada cuando la ocupación de pacientes covid-19 en las UCI es inferior al 5 por ciento, pero en estos momentos los cuidados intensivos del Hospital Mateu Orfila tienen una ocupación del 14,8 por ciento, según el dato actualizado por la Conselleria de Salud. Con una ocupación en UCI de entre el 15 y el 25 por ciento el nivel de alerta se considera de riesgo alto.

Otro indicador de transmisión, la incidencia acumulada a 14 días en mayores de 65 años, también ha subido, se sitúa en 229,7 casos, por lo que cruzando los parámetros de contagios y presión hospitalaria, Menorca está con el nuevo semáforo en alerta 3 o riesgo alto. De momento la Comisión ha aparcado la recomendación de aplicar limitaciones de aforo en hostelería, gimnasios y otras instalaciones deportivas, así como en espectáculos culturales cuando un territorio entra en riesgo medio. La propuesta inicial de Sanidad planteaba, para frenar la nueva expansión de la pandemia, el cierre del interior de bares y restaurantes a las 23 horas en riesgo medio de covid-19 y con alta presión hospitalaria, además del cierre a la 1 de la madrugada del ocio nocturno.

A pesar de que el documento evita fijar esas recomendaciones, la situación epidemiológica de la Isla entra en unas semanas clave para no verse abocada a otro retroceso en la actividad económica a las puertas de una de las campañas más importantes del año, la Navidad.

El ‘semáforo covid’ del Ministerio introduce otros indicadores para medir la presión sobre la asistencia sanitaria, como son el número de nuevos ingresos hospitalarios y de UCI en 7 días por 100.000 habitantes. Cuando se sobrepasen los cinco ingresos hospitalarios y uno en cuidados intensivos se abandonará el nivel de circulación controlada del virus para entrar en riesgo bajo.

14.000 isleños por vacunar

Un total de 14.042 menorquines mayores de 12 años aún no se ha vacunado contra el coronavirus SARS-CoV-2. Este es el último dato publicado por el Área de Salud de Menorca sobre la campaña de vacunación, que continúa con cuentagotas ya que en el último mes se ha vacunado alrededor de un millar de personas.

Por franjas de edad, el colectivo de entre 30 y 39 años es el menos protegido contra la covid-19, con 3.997 personas que no se han vacunado todavía. En el grupo de 40 a 49 años, el segundo con la peor nota en vacunación, están pendientes 3.328 isleños. Los veinteañeros, de 20 a 29, son los siguientes que presentan todavía un mayor grupo sin inmunizar, 2.521 personas. En cambio, entre los más jóvenes y los más mayores de la población diana las cifras de vacunación mejoran y los que están pendientes de inocularse la vacuna son menos. Hay 1.012 personas sin vacunar entre 12 y 15 años y 716 en el grupo de 16 a 19 años.

En el colectivo de 50 a 59 años hay más personas sin vacunar que entre los adolescentes, son 1.594 personas no inmunizadas, mientras que de 60 a 69 años, con mayor riesgo de evolución desfavorable de la covid-19, quedan 659 personas aún no protegidas.