El tramo de L’Argentina se ejecutará el próximo año

16

Susana Mora, presidenta del Consell, reafirmó este viernes que la institución insular reanudará las obras de la carretera general con una partida propia de unos 3 millones de euros, incluida en los presupuestos de 2022, pero continúa sin tener garantizada la financiación para el resto de la infraestructura que gira en torno a los 22 millones de euros para el tramo entre Ferreries y Alaior.

El Consell mantiene dos frentes abiertos para hallar una solución, aunque ninguno está en vías de concretarse. Por el momento la única certeza es que la obra pendiente arranca con fondos propios para ejecutar el segmento de L’Argentina, entre Maó y Alaior, el próximo año.

Por un lado insistirá ante el Gobierno central «porque no aceptamos», dijo la presidenta, su negativa a firmar un nuevo convenio para costear la obra, y por otro aún no da por cerrada la vía del Govern, pese a que Francina Armengol dijo a principios de mes que los consells tienen recursos propios suficientes para ejecutar sus proyectos de carreteras, y en todo caso, les instó a que negociaran directamente con el Estado, lo que hará el de Menorca, como señaló este sábado Mora.

Sin embargo, la consellera de Movilidad, Francesca Gomis, mantuvo un encuentro este viernes con la balear de Hacienda, Rosario Sánchez, para abordar esta cuestión, a petición de la política menorquina. Sánchez, que posteriormente no hizo ninguna referencia al asunto en la rueda de prensa en la que presentó los presupuestos del Govern para Menorca, se comprometió a estudiar la información del convenio anterior que le facilitó Gomis, y le indicó que seguirían en contacto.

«Seguiremos trabajando para que se pueda firmar el convenio que se nos niega desde el Estado porque es una deuda con Menorca», sostuvo ayer la presidenta de la institución insular. La alternativa ofrecida por el Gobierno es utilizar parte de los fondos de insularidad (REB), «pero estos fondos son para otras inversiones por las que venimos luchando desde hace muchos años y no para la carretera», añadió.

La postura del Ministerio de Transporte que se ha referido a la dificultad para la ejecución de la obra como muestra su largo retraso es considerado un pretexto por el Consell. La presidenta dijo ayer que los proyectos que están sobre la mesa «sí se puede ejecutar en el plazo previsto cuando hay una decisión clara del equipo de gobierno como lo hemos demostrado». Justificó que desde 2015 hasta ahora «se han hecho más kilómetros que en todos los años de vigencia del convenio».